Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

El hallazgo de un inédito de Buñuel sobre Dalí

Una filmación de 1930 rodada en Cadaqués por Luis Buñuel y con la familia Dalí como protagonista ha sido descubierta accidentalmente, según informó el programa El ojo crítico, de Radio Nacional. Román Gubern, responsable del hallazgo, cuenta aquí las circunstancias en que se produjo. En el mismo programa radiofónico, Emilia Brunet, ama de llaves de Ana María Dalí y propietaria de la cinta, dúo anoche que de momento no será entregada a ninguna filmoteca.

Es el 16 de diciembre de 1988. He sido convocado en el Hotel Durán de Figueras como futuro asesor de la serie que TVE va a producir sobre los surrealistas españoles, dirigida por Juan Caño, serie que, en este verano de 1989, parece haber sido aparcada o paralizada hasta nueva orden. Figuraban también como asesores de la serie, en esa fase inicial, el historiador lan Gibson y el crítico de arte Rafel Santos Torroella. Guiados por este último, almorzamos en Cadaqués y vamos a visitar a Anna María Dalí, convaleciente y abrumada por el peso de los años y las tensiones familiares. Pero Anna María se muestra generosamente locuaz con los visitantes en su evocación de los años surrealistas y nos habla con vivacidad de Federico García Lorca y de Luis Buñuel. En cierto momento, Anna María cuenta con toda naturalidad cómo Buñuel, cuando acudió a Cadaqués para localizar los escenarios de L'age d'or, rodó un documental sobre la familia Dalí. Estupor. ¿Qué se ha hecho de la película? ¿Se ha perdido? ¿Quién la tiene? Alguien pregunta si está rodada en 16 o en Super 8 mm. (en esa época no existía el Super 8).Anna María Dalí se levanta y con ayuda de su bastón se introduce en la casa. A los pocos momentos regresa con una caja de galletas de latón y la abre. En su interior hay un rollo de 35 mm., de acaso unos cinco minutos de duración, de película de nitrato, altamente inflamable. El estupor ha aumentado. Alguien sugiere llevarsela para transferirla a video para que Anna María pueda verla siempre que quiera. Pero el truco no surte efecto y ella quita importancia al tema, pues ya la ha visto dos veces en pases privados que para la familia Dalí se efectuaron en el cine de Cadaqués. Además, ya se ha hablado demasiado de los Dalí. Nos cuenta vagamente su contenido, propio de un home movie de retrato de familia.

Lo que no valora es que el retratante es Buñuel y el retratado es Dalí, en su época de amistad a punto de romperse. Retrato de familia con paisaje freudiano. Al anochecer nos vamos cabizbajos de Cadaqués sin la película.

El lunes siguiente efectúo dos llamadas telefónicas. Una a Agustín Sánchez Vidal, que me confiesa ignorar todo sobre esta película, y otra a Filmoteca Española, para comunicar el hallazgo.

Miguel Marías está a punto de saltar de la Filmoteca a la dirección general de Cinematografía. Y, según me comunica días después, su primer acto al llegar a su nuevo despacho ha sido el de enviar una carta oficial a Anna María Dalí solicitándole el depósito de la película en los archivos de la Filmoteca.

Es obvio que se requería una gestión más personalizada, más hábil y política, porque la achacosa anciana ni contesta la carta.

El día en que fallece Anna María, sin descendientes, Miguel Marías está en Cannes y llamo a su secretaria para recordarle el tema con apremio. No sucede nada nuevo. En julio de 1989 informo oficialmente del hallazgo a la Filmoteca de Cataluña, para ver si son más eficaces. Y diez días después informo a los medios de comunicación.

Un impagable retrato familiar de nuestro surrealismo está gravemente amenazado de extinción en una caja de galletas (al menos que ya se la haya llevado alguien). Por favor, sálvenlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de julio de 1989