Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pulmón de Santa Cruz de Tenerife

El PSOE quiere que se celebre un referéndum sobre el proyecto de urbanización turística de la playa de las Teresitas

El PSOE ha solicitado la convocatoria de un referéndum entre los vecinos de Santa Cruz de Tenerife -algo más de 200.000- sobre el proyecto de urbanización turística de la playa de las Teresitas, en dicha capital. El plan parcial de esta zona, que contempla la creación de más de 10.000 plazas hoteleras y extrahoteleras, ha sido recurrido por la Administración central, tras su aprobación por parte del Ayuntamiento y la Consejería de Política Territorial del Gobierno autónomo.

La Administración considera que el plan es contrario a la nueva ley de Costas y que el suelo afectado no es urbanizable.La Agrupación Tinerfeña de Independientes (ATI), partido gobernante en el municipio, defiende la legalidad del complejo turístico y destaca que "es el primer caso en todo el Estado de un Ayuntamiento que obliga a los promotores a reducir en dos tercios el volumen de construcción", según José Emilio García Gómez, teniente de alcalde y responsable de Urbanismo. Para los socialistas, en cambio, "las Teresitas es la más importante oferta de ocio con que cuentan los ciudadanos de Santa Cruz, y va a ser irreparablemente dañada si sale adelante el proyecto de urbanización", según el texto de la moción en que piden la consulta popular. El PSOE ha llevado a cabo en los dos últimos años una fuerte campaña de movilizaciones e información en contra de las edificaciones (cuatro hoteles y varios apartahoteles, un centro residencial y una pista olímpica, entre otras instalaciones) porque "al final la playa no será para el pueblo y dejará de ser el pulmón de la clase social más modesta", en opinión de Francisco Medina y Fernández-Aceytuno, portavoz adjunto del Grupo Socialista municipal, en la oposición.

Arena del Sáhara

El proyecto de reforma de la playa de las Teresitas, situada a nueve kilómetros del casco de la capital, nació hace 20 años por iniciativa del Cabil do de la isla, el Ayuntamiento y los propietarios de los terrenos donde se piensa realizar el complejo. Estos 14 kilómetros de costa, que poseen unos 60.000 metros cuadrados de arena procedente del Sáhara, han permanecido vírgenes y al servicio exclusivo de los bañistas de la ciudad, con escasa presencia de turistas, gracias a sucesivos aplazamientos en la ejecución del plan parcial correspondiente.La urbanización de las Teresitas ha sido en los dos últimos años una bandera política de ATI (principal partido de las Agrupaciones Independientes de Canarias -AIC-), que aspira al desarrollo turístico de la capital, y el caballo de batalla de la oposición socialista, que cree haber dado con el arma para desgastar al grupo mayoritario, 10 años afianzado en el poder. El PSOE asegura disponer de una encuesta en la que el 64% de la población rechaza el proyecto urbanístico.

El Ayuntamiento, primero, y la Consejería de Política Territorial del Gobierno autónomo, con fecha 21 de julio de 1988, aprobaron la definitiva modificación de un plan parcial para las Teresitas que data de 1970, dando así luz verde a la urbanización. La tensión que rodeó este acuerdo fue tal que, según se especuló, el pacto de gobierno de centro-derecha y nacionalista estuvo a punto de romperse. Los ministerios de Defensa y de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU) han recurrido por la vía contencioso administrativa la aprobación del plan.

El citado portavoz de ATI ha criticado a los socialistas por "jugar políticamente con la opinión pública, sin reparar en las ventajas sociales del plan, entre otras los puestos de trabajo que se crearán".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de junio de 1989