_
_
_
_

Los subsecretarios analizan hoy los aspectos polémicos del nuevo IRPF

La Comisión de Subsecretarios que preside el vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, estudiará hoy por segunda vez el real decreto-ley del impuesto sobre la renta y del patrimonio para los ejercicios 1988 y 1989. El debate, que se augura caliente, servirá para perfeccionar un primer borrador (véase EL PAÍS del pasado 18 de mayo) basándose en las observaciones de los subsecretarios. Sin embargo, no se prevé que el nuevo real decreto pueda ser aprobado por el Gobierno hasta la reunión del Consejo de Ministros del 2 de junio.El aspecto que más preocupa a los subsecretarios es cómo limar al máximo lo que se considera como una consecuencia inevitable de la sentencia del Tribunal Constitucional del pasado 20 de febrero. Se trata de que la nueva normativa favorecerá a las familias con mayor nivel de ingresos, lo que normalmente coincide con aquellas en que el marido y la mujer trabaja.

Expertos consultados consideran que las deducciones previstas en el borrador para animar a estos matrimonios a que, a pesar de todo, presenten la declaración conjunta son insuficientes. únicamente se puede resaltar, en este sentido, la posibilidad de multiplicar por dos el límite para deducir los intereses de los capitales invertidos en valores mobiliarios e inmobiliarios y de duplicar las deducciones por aportación a un plan de pensiones, así como la desaparición, para la declaración por separado, de la deducción por matrimonio.

Otro aspecto a debate es que, de acuerdo con este primer borrador, las rentas del capital pueden tener una mayor escapatoria fiscal, ya que será dificil detectar si correspoden al marido o a la mujer. También está en entredicho que, a efectos de la declaración sobre el patrimonio, puedan adjudicarse los bienes al marido o a la mujer en función del régimen económico del matrimonio, mientras que para las rentas del trabajo ello no se tendrá en cuenta en el IRPF.

Por último, los subsecretarios se muestran preocupados por el régimen transitorio, ya que puede inducir al desánimo, y en consecuncia al fraude, a los contribuyentes que han pagado sus impuestos "en tiempo y forma".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_