La policía halla un supuesto plan involucionista en poder de un 'ultra' ligado al CESID

La policía intervino la pasada semana en un domicilio de Marbella documentación en clave sobre operaciones de corte involucionista que estaba en poder del ultraderechista Manuel Pericet Meléndez-Valdés, ex dirigente de Fuerza Nueva hoy ligado al Cedade. Pericet fue detenido el pasado día 16 y en los interrogatorios reclamó la presencia de un jefe del Centro Superior de Información de la Defensa (CESID). Un militar que se identificó como Olmedo acudió a comisaría y dijo conocer al detenido, quien fue puesto en libertad el pasado viernes.

Más información
Teléfonos militares

La policía creía que Pericet, quien trabajó como agente de seguridad del Casino de Marbella, estaba en posesión de un kilogramo de cocaína y de dos pistolas. De hecho, la operación, montada por policías y guardias civiles, era un servicio antidroga.Al registrar el domicilio del detenido, situado en la urbanización Nueva Andalucía, próxima al citado casino, no fueron halladas ni la cocaína ni las supuestas armas y sí un maletín con un centenar de documentos mecanografiados, en su mayoría clasificados, en los que aparecen claves y datos que los funcionarios interpretaron que correspondían a un supuesto plan golpista. Pericet declaró que los documentos no eran suyos y que los había dejado en su casa una persona de origen cubano cuyo nombre no ha sido revelado.

En algunos de los papeles se efectuaban análisis sobre la huelga general del pasado 14 de diciembre y avances de otros movimientos de "agitación obrera", según la terminología empleada, previstos para este mes de mayo, y coincidentes con las huelgas de los sectores del metal, transportes y comunicaciones. En otros documentos se utilizaban siglas de facil indentificación, como las iniciales F. G., supuestamente referidas al presidente del Gobierno Felipe González, y A. G., correspondientes al vicepresidente Alfonso Guerra.

Entre los proyectos involucionistas facilmente identificados en los documentos figura una denominada Operación Arcoiris, prevista para este verano y que consistía esencialmente en un plan de colapso general de comunicaciones; acciones violentas contra estaciones de trenes y de autobuses, aeropuertos, e incluso atentados contra la vía férrea. También, al parecer, fueron hallados unos documentos con instrucciones para el control de medios de comunicación.

De algunos documentos, incluidos bajo el epígrafe Operación Avestruz, se desprende que están destinados a grupos o comandos, ya que cita textualmente terminología como "fuerzas bajo su mando", "diferentes misiones" y "lugares de contactos", entre otros. Uno de los apartados de la Operación Avestruz dice textualmente: "Ante el 20-N se desarrollarán las acciones previstas en el C-39, absteniéndose usted de mostrarse en público. Le han asignado a JEZC-04 y 01, 02, 03 y 04".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Responsables policiales consultados por este periódico restaron importancia a la documentación intervenida; calificaron de "fantasma" a Manuel Pericet y justificaron la intervención de un jefe del CESID en el asunto .porque conocía al detenido". Precisamente este periódico supo que el jefe del CESID que se interesó por Pericet es un comandante, que se identificó con el apellido de Olmedo. Las mismas fuentes de la Policía indicaron que en un preámbulo sobre la documentación referida se reconocía explícitamente las pocas posibilidades existentes para llevar a cabo las operaciones.

"De escaso valor y rigor"

Otras fuentes policiales señalaron ayer que Pericet ya fue detenido el pasado abril por estar en posesión de una pequeña cantidad de heroína. Según estas fuentes, del análisis inicial de la documentación intervenida se desprende que se trata de un estudio "de escaso valor y rigor, relacionado con hechos ya pasados". Agregaron que Pericet ya había sido vigilado con anterioridad por sus conexiones con grupos involucionistas y que, de la documentación intervenida, "no puede desprenderse que exista una operación en marcha".

En el domicilio de Pericet no respondían este pasado fin de semana al teléfono. A mediodía de ayer, su madre, María Lourdes Meléndez-Valdés Criado, localizada en Córdoba, declaró que desconocía la detención de su hijo y manifestó que había hablado recientemente por teléfono con él y no le había comentado nada. Pericet, primo hermano del ex presidente de Fuerza Nueva de Córdoba, Rafael Meléndez-Valdés Prado, trabajó en la empresa de seguridad División 7, una de las pioneras del ramo en la Costa del Sol, y a la que estuvo vinculada el ex jefe de la Policía Municipal de Marbella, Carlos Prieto.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS