Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dólar sigue la tendencia alcista y cotiza en Madrid a 123 pesetas

EL PAIS, El dólar mantuvo ayer su ímpetu alcista en todos los mercados internacionales. La intervención de los principales bancos centrales para disminuir el empuje de la divisa estadounidense no obtuvo resultados apreciables, Ni la República Federal de Alemania ni Japón optaron, sin embargo, por anunciar aumentos en sus tipos de interés. La mayoría de los técnicos de los mercados de divisas consideran que sólo un alza en los tipos alemanes y japoneses atenuaría el atractivo que en estos momentos ofrece el dólar, desviando parte de los flujos financieros hacia el marco y el yen.

Fuentes de la Reserva Federal de Estados Unidos anunciaron ayer que los países más industrializados preparan una gran ofensiva de intervenciones coordinadas para frenar al dólar, que se desarrollaría en los próximos días. Las mismas fuentes reconocieron que un fracaso de esta ofensiva sumiría en la confusión a la comunidad financiera.

El dólar está ya en su nivel más alto desde 1986, cuando inició el aterrizaje controlado previamente acordado por las siete grandes potencias económicas en la reunión neoyorquina del G7 a finales de 1985. Ayer cambió a 123,09 pesetas en el mercado de divisas de Madrid, frente a las 121,87 pesetas del miércoles.

Intervención

En París se registró una decidida intervención del Banco de Francia, que puso dólares en venta hasta situar el cambio en 6,68 francos, dos céntimos menos que antes de intervenir. El ministro de Economía de Francia, Pierre Bérégovoy, había declarado que el dólar puede bajar con cooperación y voluntad política" y anunció que este problema sería uno de los puntos centrales de la reunión de ministros de Finanzas de la CE que comileriza hoy en Gerona.

En Tokio, el banco centraí. japon¿s puso en venta 500 millones de dólares para intentar detener la depreciación del yen que, sin embargo, cedió de nuevo y cambió a 138,88 yenes por dólar, 1,18 yenes más que en la sesión anterior.

Fuentes financieras estadounidenses dijeron que la fuerte tendencia alcista del dólar tenía dos soluciones posibles, ambas con efectos perniciosos: o bien dejar subir libremente la divisa de EE UU, lo que incrementaría los desequilibrios comerciales en el mundo, o bien subir los tipos de interés alemanes y japoneses, con resultados nocivos en ambos países.

En Estados Unidos, el alza del dólar, que amenaza con frustrar las mejoras parciales conseguidas en la balanza comercial, se ha visto unida a un notable incremento de la inflación en el pasado mes de abril. Los precios al consumo aumentaron un 0,7%, según se dió a conocer ayer, lo que sitúa la inflación en un 2,4% en lo que va de año y en un 6,6% en el período que va de abril de 1988 a abril de 1989.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de mayo de 1989