"La sociedad exige una nueva copla", afirma Manuel Gerena

Manuel Gerena ha inaugurado la programación musical de las fiestas de la Comunidad de Madrid, con un concierto en el teatro Albéniz, que, será la base de un futuro doble elepé grabado en directo. El cantante nació en La Puebla de Cazalla (Sevilla) hace 43 años, y gozó de gran popularidad en la década de los setenta por el contenido político de sus cariciones, que le hizo manifestar en una ocasión: "Soy el cantante al que han prohibido más recitales".

Ampliar cauces

Gerena define escuetamente aquellos años: "Era un panfletero. Eran tiempos difíciles y luchábamos por unos objetivos concretos". Hoy, como muchos compañeros de entonces, Manuel Gerena necesita ampliar los cauces de su música. "El cantor debe encajar su copla en el nuevo lenguaje que exige la sociedad", afirma. "En nuestra música, intentarnos dar una de cal y otra de arena, adaptarnos a la situación sin renunciar a reclamar lo que hay que reclamar. No debemos callar, pero creo que, en estos momentos, tampoco debemos hacer política".La adaptación de Manuel Gerena a la nueva situación no parece haber sido traumática: "Afortunadamente en este país ele parados, tengo bastante trabajo a nivel profesional". De sus 26 discos grabados, los dos últimos se apartan del flamenco para introducirse en la copla y las sevillanas. "Siempre tienes el peligro de que te acusen de seguir a las modas para conseguir un éxito fácil", afirma el cantante, "pero lo que yo denomino canción de raíz es un lenguaje mucho más asequible para el oyente".

Su concierto en Madrid mostró estas nuevas facetas de Gerena. Flamenco, copla y sevillanas. Fueron la base del programa, a lo que se añadirán nuevos proyectos, como una versión de la canción Venecia sin ti, popularizada en los años sesenta por Charles Aznavour. Esta apertura de horizontes no impide a Gerena defender con fidelidad sus planteamientos de antaño: "Yo no me callo. Mientras haya un parado, la obligación es denunciar las injusticias y reclamar la concordia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de abril de 1989.