Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un niño muerto y tres heridos graves al estallar una pirotecnia en un pueblo cercano a Sevilla

Un niño de 12 años resultó muerto y otras tres personas heridas con quemaduras de carácter muy grave a consecuencia de una fuerte explosión ocurrida poco antes de las siete de la tarde de ayer en la empresa Pirotecnia Ándaluza, de Umbrete (Sevilla), que quedó destruida.

A primera hora de la madrugada de hoy se desconocían las causas de la explosión, que causó la alarma en la comarca sevillana del Aljarafe, si bien el teniente coronel de la Guardia Civil, José Antonio González, afirmó que ésta podría haberse producido cuando manipulaban la pólvora.El fallecido es Manuel Trigo Márquez, hijo del propietario de la fábrica, Blas Trigo Barragán, de 36 años, quien resultó herido muy grave junto a su hijo mayor Francisco, de 16 años, y su cuñado, Juan Manuel Rodríguez, de 26 años, éste último vecino de la localidad sevillana de Benacazón. El cadáver carbonizado del niño fue rescatado por los bomberos a última hora de ayer.Fuentes del centro sanitario Virgen del Rocío, de Sevilla, donde fueron ingresados los heridos, informaron que Blas Trigo y su hijo Francisco "presentan quemaduras de tercer grado en una extensión del 1007. de la superficie corporal, más lesión respiratoria por inhalación de humo, con pronóstico muy grave". Por su parte, Juan Manuel Rodríguez presenta las mismas lesiones en el 95% de su cuerpo.

El lugar del suceso se encuentra a 13 kilómetros de Sevilla y en los trabajos de extinción del incendio que se declaró con posterioridad a la explosión participaron 10 vehículos del Parque de Bomberos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de abril de 1989