El mutimillonario saudí Kashogui, detenido en Suiza

AGENCIAS, El multimillonario hombre de negocios y comerciante de armas saudí Adnan Kashogui fue detenido ayer en un hotel- de Berna (Suiza) a petición de las autoridades de Estados Unidos, en espera de su extradición, acusado de delitos contra el patrimonio cometidos en relación con el ex dictador filipino Ferdinand Marcos y su esposa, Imelda, actualmente exiliados en Hawaii. Kashogui, de 53 años, fue detenido por miembros de la Oficina Federal de la policía suiza.

Una orden de detención contra el multimillonario saudí fue emitida el pasado 24 de marzo por el juez estadounidense Naomi Buchwald. La acusación fue formulada el 9 del mismo mes por un tribunal de la ciudad de Nueva York. Se refieren a propiedades inmobiliarias del matrimonio Marcos en Manhattan y a cuadros que desaparecieron del Museo Metropolitano de Manila en febrero de 1986, tras la caída del dictador filipino. Entre esos cuadros figura uno de El Greco, otro de Rubens y dos de Franz Hals que pertenecieron a los Marcos.Según Kashogui, los cuadros -cuya propiedad reivindica el Gobierno filipino- fueron comprados por él al matrimonio Marcos y vendidos a una sociedad llamada Interconsult. Las autoridades filipinas afirman que el hombre de negocios saudí actuó simplemente de hombre de paja de los Marcos en esta transacción. El 28 de mayo pasado le fueron confiscados a Kashoguí 11 de los cuadros reclamados por Filipinas.

El matrimonio Marcos está acusado por las autoridades norteamericanas de defraudar 103 millones de dolares (casi 11.000 millones de pesetas) al Tesoro filipino y otros 165 millones a bancos de Estados Unidos.

Tratado bilateral

El tratado bilateral de extradición entre Suiza y Estados Unidos prevé que las autoridades norteamericanas disponen un plazo máximo de 60 días para presentar la demanda formal.

El multimillonario saudí, que vive habitualmente en París, Nueva York y Ginebra, puede recurrir su eventual extradición ante el Tribunal Federal, máximo órgano de la justicia suiza.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La fortuna de Kashogui se estima en más de 2.000 millones de dólares y se fue acumulando durante sus gestión como intermediario en la venta de armas y de tecnología occidental a los países árabes productores de petróleo. Kashogui tiene estrechas relaciones con la familia real saudí, gastaba unos tres millones de dólares al año en combustible para sus aviones particulares y tiene varias mansiones en el mundo, incluidas varias propiedades en Marbella.

El imperio financiero del multimillonario, integrado por varias compañías multinacionales que controla junto con dos hermanos menores, es administrado a través de una compañía que tiene su sede en Riad, la capital saudí.

En noviembre de 1986, el nombre de Kashogui salió a relucir en el escándalo Irangate como centro de las transacciones de armas entre Estados Unidos e Irán. Kashogui desmintió estas acusaciones. En enero de 1987, investigadores norteamericanos registraron el avión personal del empresario en busca de documentos relativos al escándalo del desvío de fondos a la contra nicaragüense procedente de la venta de armas a Irán, pero estos no fueron encontrados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS