Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alberti declina la candidatura al Premio Principe de Asturias

El poeta Rafael Alberti, que en 1983 obtuvo el Premio Cervantes de Literatura y que a lo largo de su vida ha obtenido prácticamente todos los premios posibles, excepto el Nobel y el Príncipe de Asturias de las Letras, decidió ayer renunciar de antemano a este último galardón que se concede anualmente a escritores españoles o latinoamericanos. Alberti, que ha enviado un telegrama de renuncia a la Fundación Principado de Asturias, había sido presentado por la un¡versidad de Wisconsin, cuyo gesto ha sido agradecido por el poeta. El premio se falla mañana en Oviedo.Es la primera vez que un autor renuncia a su candidatura. El secretario del jurado, el académico Emilio Alarcos, declaró ayer, según informa Javier Cuartas: "Es una contingencia no prevista. Yo leeré el telegrama a mis compañeros de tribunal y será el jurado el que decida. Mi opinión personal es que no se puede ir en contra de la decisión personal del interesado".

En el telegrama que envió a la Fundación Principado de Asturias, en Oviedo, Alberti explica que ha tomado la decisión de pedir que se retire su candidatura del mencionado galardón, "para no mermar la de otros que se presentan a él".

Alberti hubiera competido con autores como Juan Benet, Augusto Roa Bastos -cuyos merecimientos fueron destacados ayer por Alberti, precisamente-, Alfredo Bryce Echenique y Antonio Gala, entre otros. Es la primera vez que renuncia expresamente a ser candidato a un premio literario. "Tampoco me he postulado nunca para ninguno de ellos: todos me han venido porque les ha dado la gana, excepto uno, que es acaso el que más quiero: el Nacional de Literatura que me dieron en 1924 por Marinero en tierra. A ése me presenté porque me lo pidieron". Por el Nacional le dieron entonces a Alberti 5.000 pesetas, "que era una barbaridad".

Los otros dos premios que más satisfacción le han producido fueron el Lenin de la Paz, que le fue concedido por la URSS en 1965, y el Cervantes, "que es un premio magnífico", por el que le dieron, en 1983, 10 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de abril de 1989