Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Konrad Lorenz falleció a las orillas del Danubio, rodeado de los animales que tanto amó

El científico austriaco Konrad Lorenz, premio Nobel de Medicina y Psicología en 1973, fálleció el pasado lunes, 27 de febrero, a los 85 años, en su residencia de Altenberg, cerca de Viena. Desde hace algunos años, Lorenz, especialista en etología -la ciencia que compara el comportamiento animal y el humano-, vivía retirado en las orillas del río Danubio, rodeado de distintas aves, perros, gatos y peces, animales que llamaron su atención científica durante toda su vida. Lorenz era mundialmente conocido por sus trabajos originales sobre el comportamiento de loss animales y de los humanos, hasta tal punto que ha sido considerado como el descubridor de la psicología animal y promotor internacional de la Escuela de Etología Positiva.

"A pesar de su avanzada edad, su muerte nos ha sorprendido a todos", dijo un miembro del equipo directivo del Instituto de Etología de Viena, fundado por Lorenz. "Se encontraba muy ocupado escribiendo sus memorias y estaba activo en tareas administrativas como director del instituto e implicado en varios proyectos de investigación" añadió la misma fuente, que no quiso dar detalles sobre las causas de la muerte del científico.Nacido en Viena el 7 de noviembre de 1903, el zoólogo y psicólogo se había convertido en los últimos años en un declarado defensor del medio ambiente, en cabezando el movimiento ecolo gista de su país en el intento de evitar en 1984 la construcción de la central hidroeléctrica de Hainburg, cerca del Danubio.

Lejos y superados quedaban para entonces sus escritos de juventud, de los que, a juicio de al gunos críticos, se desprendía un cierto apoyo a las teorías del na zismo. En un artículo aparecido en 1940, Lorenz escribió: "El material humano socialmente inferior puede penetrar y destruir el saludable cuerpo de la gente". "Siento profundamente haber dicho esto. Ahora tengo criterios completamente distintos respec to al nazismo", dijo Lorenz cuan do recogió el Premio Nobel de Medicina y Psicología en 1973, otorgado por sus investigaciones etológicas y sus aplicaciones psi quiátricas y psicosomáticas.

El científico austriaco, que compartió el Nobel con su compatriota Karl ven Frisch y el holandés NikoIaas Tinbergen, destinó el dinero del galardón para la construcción de un inmenso acuario en su parque de Altenberg. De estos peces y de otros animales, fundamentalmente de las aves, Lorenz aprendió, según propias palabras, que el hombre debe vivir en su medio natural y que el amor es el mejor antídoto contra la agresividad.

Influido por su padre, Lorenz estudió medicina en Viena, y tras su doctorado en esta disciplina en 1928 se doctoró en ciencias y letras en 1933. Posteriormente fue profesor de anatomía comparada y psicología animal. Antes de servir como médico en la Armada alemana, en 1942, fue nombrado titular de la cátedra de Psicología en la universidad de Koenigsberg. En 1949 fundó en Altenberg el Instituto de Investigación del Comportamiento, y después siguió sus trabajos en el Instituto Max Planc (República Federal de Alemania), organismo que dirigió desde 1961 a 1973. E;te año se retiró. Antes de la Primera Guerra Mundial publicó sus primeras obras sobre las costumbres y el comportamierito de los animales. Éste fue el foco de atención del que dejó constaucia en su producción posterior. Uno de sus últimos libros fue Los fundamentos de la etología, publicado en 1984.

Renacentista

Konrad Lorenz era "un renacentista, un hombre extraordinariamente culto que no sólo dominaba su área", ha dicho Pere Albert, ditrector del Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid, que conoció personalmente al premio Nobel fallecido, al que califica de "gigante de nuestra época".

Según José San Martín, catedrático de Filosofía de la Ciencia en la universidad de Valencia, Loren, creo un corpus científico que pretende dilucidar las bases biológicas de la conducta social no humana y humana. San Martín, que se encuentra actualmente en el instituto de Seewien (RFA), fundado por el propio Lorenz hace 10 años, afirma que las teorías del premio Nobel "han sido ampliamente aceptadas en el campo de la psicología y la sociología, pero, curiosamente, no ha contado con la misma aceptación en el ámbito en el que nació: la biología". "Esto se debe a que ha tenido que luchar con alternativas como la sociobiología". "La etiología, por el contrario, cree que lo que está difundido en la naturaleza son las conductas de carácter altruista, en las que algunos individuos sacrifican sus intereses reproductivos.

San Martín, que trabajó directamente con Lorenz, calificó a éste como "el investigador más querido por los que le rodeaban, puede imaginiarse, el ánimo que hay hoy en este centro, fundado por él".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de marzo de 1989

Más información

  • Fue premio Nobel de Medicina y Psicología en 1973