Iberia descubre en varios aviones sabotajes "de gravedad" que afectan a la seguridad aérea

Iberia ha suspendido, por vez primera en su historia, todos los vuelos transoceánicos que tenía previstos para ayer y hoy, lo que perjudica a más de 2.000 viajeros. La empresa está sometiendo a una revisión los aviones de fuselaje ancho tras confirmar que algunos de sus aparatos han sufrido daños intencionados. El ministro de Industria, Claudio Aranzadi, manifestó ayer que existen tales indicios, e insiste en que no hay peligro por falta de seguridad. No obstante, la denuncia presentada anteayer por Iberia en la comisaría de Barajas indica que las "manipulaciones" detectadas en los aviones revisten "gavedad" y que "pudieran afectar a la seguridad en el transporte aéreo". El texto de la denuncia enumera ocho irregularidades descubiertas 3 en 17 días.

Más información
Un antecedente silenciado
Un aparato de Alitalia aborta el despegue a causa de una avería

Iberia ha cancelado los vuelos hacia Nueva York, Tokio, Los Ángeles, Montevideo, Paraná, Quito, Miami, México, La Habana y San Juan de Puerto Rico, que tenía previstos para ayer y hoy. La citada compañía está revisando pormenorizadamente los DC-10 y Boeing-747 que utiliza para sus vuelos transoceánicos ya que ha detectado manipulaciones intencionadas en una de sus aeronaves. La exhaustividad de estas revisiones está haciendo que la recuperación del ritmo de salidas sea lento y el objetivo inmediato es que el avión con destino a Nueva York pueda ponerse hoy en marcha.El ministro de Industria, Claudio Aranzadi, confirmó ayer, tras su comparecencia en el pleno del Congreso, que existen indicios de que se han efectuado tales manipulaciones por lo que se "está procediendo a una intensa revisión de los elementos básicos de las aeronaves" a la par que se está "recopilando la información para presentar la correspondiente denuncia" ante las autoridades gubernamentales. Aranzadi insistió en que no existe ningún peligro por falta de seguridad ya que se están realizando las revisiones pertinentes, y que es pronto aún para hablar de sabotaje".

El ministro también hizo referencia a la huelga de la Asociación Española de Técnicos de Mantenimiento de Aeronaves (ASETMA), al afirmar que el conflicto ha producido a la compañía unas perdidas que ascienden ya a 4.000 millones de pesetas. Según Aranzadi, "se trata de una huelga ¡legal" que está favoreciendo a la competencia extranjera en detrimento de Iberia".

La compañía presentó anteayer una denuncia ante la comisaría de Barajas al recibir el informe preliminar elaborado por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (Inta). En el informe se confirmaba que los cables de compensación de un DC-10 habían sido manipulados por "razones atípicas" en más de un 60% de sus cables. En la denuncia, el abogado de Iberia, Jesús María Pérez Esteban, señala a la policía que "últimamente se han detectado una serie de anomalías e irregularidades, que pudieran ser producto de manipulaciones en elementos de diferentes aviones de esta compañía, que por su gravedad pudieran afectar a la seguridad en el transporte aéreo".

La denuncia añade ocho casos detectados, acompañados de los pertinentes informes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Casos detectados

Entre ellos aparece lo siguiente: "cables de compensación de aleron cortados en un DC-10", que cubrió el vuelo de Iberia-930, del 8 de febrero pasado. En este caso las manipulaciones se deben a razones atípicas en más de un 60% de los cables. También se indica otra manipulación consistente en otro corte de cables "en panel de control de radar del DC-10, vuelo IB-953, Madrid-Nueva York", del martes pasado. "Manipulación de ajuste del ralentí del motor en B-727", del 19 de febrero, o la detección de una "punzada en cubierta de una rueda del tren de aterrizaje principal" en el vuelo Alicante-Madrid, del 4 de febrero.

Otra alteración detectada fue la "manipulación del sistema de aviso de fuego de un motor en B-727". También se observó irregularidades en los "interruptores de ajuste del estabilizador horizontal" en otro vuelo. Otra anomalía fue la del "interruptor de regulación de frecuencia del panel del generador", también en cuatro aeronaves B-727. Por último, aparecen pequeñas irregularidades en los "paneles de servicio de pasajeros y puertas de la nevera" en otro B-727.

Un experto en navegación aérea consultado ayer aseguró que todas estas irregularidades son prohibitivas para volar y afectan gravemente a la seguridad del vuelo". "Esto en cualquier parte del mundo se llama sabotaje", añadió.

Una fuente cualificada de Iberia señaló anoche que las irregularidades detectadas eran "graves, ya que la seguridad es importante". Esta fuente añadió que todos los casos fueron descubiertos antes de que los aviones despegasen.

Huelgas

La compañía aérea difundió ayer un comunicado en el que hace alusión a las huelgas "que desde el pasado 23 de diciembre están llevando a cabo algunos técnicos de mantenimiento convocados por ASETMA", ante las que la dirección de Iberia ha tomado las medidas necesarias para ofrecer un servicio público adecuado, "y siempre dentro del más estricto cumplimiento de las normas establecidas en materia de seguridad aeronáutica".

Iberia está analizando de forma pormenorizada los elementos básico; para la aeronavegabilidad de estos aviones, según las pautas que ayer marcó de forma específica la Dirección General de Aviación Civil y bajo la supervisión de la Administración.

Por su parte, el presidente de ASETMA, Antonio García Hernández, declaró ayer que están estudiando la nota de prensa redactada por Iberia para denunciar los hechos, ya que entienden que se les acusa "de forma velada" como autores de estas irregularidades.

Segán García Hernández, los técnicos afiliados a ASETMA no son los, únicos que tienen acceso a esto, aviones: "Nosotros, agregó, "manipulamos los aviones para repararlos, nunca para sabotearlos".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS