Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal de los GAL, a favor de investigar la actuación de un ex alto cargo de Interior

El comisario en excedencia Francisco Álvarez Sánchez, ex alto cargo del Ministerio del Interior, será investigado por su supuesta implicación en el "intento de secuestro" de un etarra a finales de 1983 en el sur de Francia. La fiscalía que sigue el caso de los GAL no se pronunciará por abrir un nuevo sumario sobre este caso sino porque el juez Baltasar Garzón, que instruye este sumario, continúe sus indagaciones y tome las resoluciones oportunas si estima que existen indicios de criminalidad, según fuentes próximas al caso.Dichas fuentes han asegurado que el fiscal que sigue el caso, Ignacio Gordillo, tiene intención de no pronunciarse a favor de que sean abiertos sumarios independientes por el secuestro de Segundo Marey y los atentados contra Fernando Biurrun y el establecimiento Monbar. El juez Baltasar Garzón solcitó al fiscal su pronunciamiento sobre estos casos con el fin de recabar su opinión en el sentido de que fueran abiertos sumarios independientes o por el contrario siguieran investigándose los casos conjuntamente en la causa abierta sobre los GAL.

Francisco Álvarez, ex jefe superior de Policía de Bilbao y ex jefe de Información y Operaciones Especiales de la Seguridad del Estado, reconoció ante el juez Baltasar Garzón que preparó el intento de secuestro del étarra José María Larretxea por razones humanitarias. El comisario en execdencia, según su propia declaración, organizó el frustrado secuestro para tratar de obtener información sobre el paredero del capitán de Farmacia Alberto Martín Barrios, secuestrado en esos momentos por ETA.

En esa operación participaron el inspector José Alfredo Gutiérrez Argüelles, recientemente procesado por homicidio, y los geos Javier López Bayeu, Sebastián Sotos García, y José María Rubo García. Los cuatro fueron detenidos en Francia y putiestos en libertad gracias a las gestiones del comisario Álvarez, quien se comprometió a que comparecieran a juicio. Ninguno de ellos se presentó en Francia a la vista del caso.

El fiscal, que se muestra partidario de seguir investigando, ha dejado en manos del juez la toma de decisiones y los posibles procesamientos de los implicados en estos casos.

Mendaille no habla

Por otra parte, el supuesto reclutador de mercenarios de los GAL, Georges Mendaille, detenido el pasado jueves en la localidad gerundense de begur, no ha facilitado durante sus interrogatorios ninguna información sobre ímplicaciones de otras personas en la organización y actividades de esa banda terrorista.Mendaille aseguró no tener nignuna relación con los GAL ni con el subcomisario José Amedo Fotice, a pesar de existir datos concluyentes sobre su relación con el policía español, así como con la hermana de un pistolero de los GAL. Mendaille podría ser procesado en España por colaboración con banda armada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de febrero de 1989