El socialdemócrata Manley, favorito en las elecciones de ayer en Jamaica

El socialdemócrata Michael Manley, de 65 años, partía como favorito a la victoria en las elecciones celebradas ayer en Jamaica. Manley, que ya presidió el Gobierno de ese Estado caribeño hasta 1980, ha prometido públicamente durante su campaña aplicar el modelo socialista de Felipe González. La jornada estuvo marcada por la abundante participación y la relativa escasez de violencia, de acuerdo a los parámetros del país.Las últimas encuestas dadas a conocer antes de que un millón de jamaicanos acudiesen a las urnas daban a Manley y su Partido Nacional del Pueblo (PNP) una ventaja de algo más del 5% sobre su tradicional rival, el actual primer ministro, Edward Seaga, líder del conservador Partido Laborista de Jamaica (PLJ). El vencedor obtendrá automáticamente la mayoría absoluta de un Parlamento integrado por 60 escaños y ocupará la jefatura del Gobierno. Los primeros resultados oficiales se esperaban esta madrugada, y se calcula que hoy mismo sea oficialmente proclamado el triunfador.

Michael Manley es el favorito de las encuestas desde hace dos años, por lo que los observadores creen que no se le puede escapar la victoria. Hombre de mayor carisma y personalidad que Seaga, Manley realizó un experimento de socialismo caribeño, muy bien relacionado con Cuba, cuando dirigió los destinos del país entre 1973 y 1980.

La crisis económica derrotó el proyecto de Manley y llevó a Seaga al Gobierno. El líder conservador rompió inmediatamente relaciones con Cuba e impuso un modelo de desarrollo fondomonetarista que consiguió recuperar la inversión extranjera y el turismo. Seaga convirtió Jamaica en un estrecho aliado de Estados Unidos, apoyó la invasión norteamericana de Granada y consiguió que su país fuese incluido en la Iniciativa para la Cuenca del Caribe (ICC), promovida por Ronald Reagan.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS