Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno francés aumentará las subvenciones al cine

El ministro francés de Cultura, Jack Lang anunció ayer en conferencia de prensa la concesión de 200 millones de francos (unos 4.000 millones de pesetas) en subvenciones adicionales para la películas francesas con el fin de frenar la penetración del cine nortamericano en el mercado nacional."Quiero que estemos presentes en el mercado internacional pero el Estado no puede apoyar unas películas que no esten hechas en francés", dijo Lang.

Los ingresos por taquilla en Francia han caído en un 40% en los últimos cuatro años y las películas de Estados Unidos, representan actualmente casi la mitad de las que se exhiben en los 5.000 cines franceses.

El Gobierno socialista está preparando medidas legislativas para reducir el número de películas que se proyectan en los seis canales de televisión franceses, que ponen, como mínimo, una al día.

Flanqueado por algunas estrellas del cine francés, Lang dijo que 50 millones de francos (unos 1.000 millones de pesetas) estarán disponibles inmediatamente para ayudar a los salas de cine y evitar, en algunos casos, su cierre.

El ministro añadió que su Gobierno ayudará a las autoridades locales a relanzar los cines que estén en apuros y encargará una serie de estudios sobre por qué las butacas de los cines se están quedando vacías. "Por mucho que nos pueda gustar la televisión nada puede sustituir la magia del cine"."Queremos devolver al público francés a las salas de cine", agregó Lang.

El ministro de Cultura francés hizo un llamamiento para poner fin a la práctica de recahazar las subvenciones destinadas a las películas de gran presupuesto y dijo que se establecerá un club de inversores para ayudar a financiar las 15 películas más importantes del año. El ministro anunció que se harán un 70% más de copias de las películas para mejorar su distribución.

El actor Jean Paul Belmondo aplaudió esta iniciativa para apoyar el cine francés, pero advirtió: "Haciendo esto nos marginamos de un gran mercado". Su compañero, Alain Delon también defendió las medidas adoptadas por el Gobierno para proteger el idioma. "Es fomentando el uso del francés como se ayuda al cine francés", dijo. Claude Berri, productor de cine, manifestó su satisfacción con la decisión del Gobierno socialista francés de financiar las películas de gran presupuesto tanto como a las películas sesudas e intelectuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de febrero de 1989