Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL POLÉMICO LEGADO DEL ARTISTA

El reparto del tesoro

Tomás Llorens, director del Centro de Arte Reina Sofía, institución que presumiblemente será beneficiaria de algunas de las obras más interesantes de Dalí, se mostró extremadamente cauto con el tema. "No conozco detalladamente las obras que integran la herencia de Dalí", advirtió Llorens. "Tengo un conocimiento muy superficial. Si yo hiciera el reparto tendría en cuenta las necesidad de que el Centro de Arte Reina Sofía disponga de 4 o 5 obras fundamentales de Dalí para que esté correctamente representado en la colección permanente y, por otra parte, no me olvidaría de que el pintor debe estar muy bien representado en Cataluña".

Alfonso Pérez Sánchez, director del Museo del Prado, mantuvo una cautela similar a Llorens. "Me alegro de que el heredero de Dalí sea el Estado", afirmó Pérez Sánchez, "ya que se podrán completar las colecciones estatales con obras del pintor y esto no cierra la puerta a que otras obras pasen a los museos, catalanes. Hay que tener en cuenta que el Estado somos todos, y los gobiernos autónomos forman parte del mismo".

A la cautela absoluta llegaron Miguel Satrústegui, subsecretario de Cultura, y Carmen Giménez, directora general de Exposiciones del Minísterio de Cultura. Ambos declinaron hacer cualquier declaración por considerar que no son las personas adecuadas para opinar sobre este tema.

Mención de Cataluña

Por su parte, Daniel Giralt Miracle, director del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, manifestó: "Yo he conocido tres testamentos de Dalí en tres momentos distintos y sé que en el penúltimo, se hacía mención explícita de Cataluña. Ahora, en el tercero no es así y lo lamento profundamente. Me ha sorprendido mucho, especialmente porque Dalí, que era un hombre de gran intuición, no ha reforzado en los últimos años con cuadros su museo de Figueres, que, de contar con una buena pinacoteca, sería más museo y menos teatro"."Yo creo que esto se ha producido por las nuevas compañías del pintor, que en estos últimos años han tenido una creciente capacidad de presión", continuó, "en tanto que Dalí estaba en declive. Como mínimo, la acción de estas nuevas compañías ha preservado el patrimonio de Dalí para el Estado y se ha evitado una desgracia mucho mayor, que es que la obra de Dalí se fuera al extranjero".

El director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Federico Sopena declaró a la agencia Efe: "Lo justo sería repartir el tesoro de Dalí entre Cataluña y el resto del Estado". "Hay que reconocer", añadió, "que Cataluña ha sido generosísima con Dalí; Cataluña tiene derecho moral para disponer de la obra del pintor, aunque no le asista el derecho jurídico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de febrero de 1989