Un ciudadano argelino acusa a Amedo de querer reclutarle para los GAL y perpetrar atentados

El ciudadano argelino residente en el País Vasco Rachid al Moukrami ha acusado, ante el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, al subcomisario José Amedo de querer reclutarle para integrar un comando de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) que atentase contra vascos residentes en el sur de Francia. Al Moukrami, quien dijo haber trabajado durante cuatro años para el servicio de espionaje israelí Mosad, señaló ayer al juez que en noviembre pasado contactó telefónicamente con el Ministerio del Interior español, pero se negó a aclarar el motivo y el funcionario con el que habló. Días después de esta llamada, Al Moukrami testificó en contra del abogado de HB Txema Montero.

JUAN JOSÉ ECHEVARRÍA, Rachid al TWoukrami admitió ayer ante el[ magistrado Baltasar Garzón., y tras un tenso careo con el abogado Txema Montero, que el escrito presentado por este último era de su puño y letra. E n ese escrito, el ciudadano argelino admite conocer a Josél Amedo, que le había visto en diversas ocasiones y que juntos habían salido y alternado en alguna ocasión.En ese mismo documento, que ha quedado en poder del juzgado que investiga los GAL, Al Moukrami señala que el'subcomisario le enseñó un álbum de fotos de etarras y bajo los retratos, escrito a lápiz, unas cifras, que varían entre 26 y 7 millones, máximo y mínimo respectivamente del supuesto precio que tenía la vida de esas personas. El contenido del escrito finaliza indicando que Al Moukramidice poseer una cinta magnetofónica con la supuesta voz de José Amedo encargando tinas determinadas operaciones a realizar en Francia.

En el careo entre el argelino y Montero salió a relucir una conversación telefónica que Al Moukrami mantuvo con el Minísterio del Interior a finales del mes pasado. Según relató ayer el ciudadano argelino, éste fue interceptado -no empleó la palabra detención- por una patrulla policial en Bilbao. Al Moukrami añadió que, pese a carecer de papeles que justifiquen su presencia legal en España, los policías no procedieron a aclarar su situación y además le proporcionaron un número de teléfono de la sede central, en Madrid, del ministerio y que habló con un funcionario. El argelino no detalló con quién habló, ni el número de teléfono que marcó, pese a las reiteradas preguntas que se le formularon en este sentido.

Los dientes del argelino

Días después, el 20 de diciembre, Al Moukrami declaró ante el juez Garzón que se había entrevistado en cuatro ocasiones con Txerna Montero y que éste le había presionado para que declarara contra Amedo, previo pago de 20.000 pesetas y una promesa de arreglarle la dentadura.

Txema Montero negó cualquier tipo de presión, así como de pago, y calificó el asunto de los dientes de "divertido". Montero dijo que supo de Al Moukrami a través de Inmaculada Gómez, una de las amantes de Amedo, y quien luego se ha convertido en una de las principales testigos de cargo contra el siabcomisario. El abogado dijo al juez que se entrevistó en sut despacho en varias ocasiones con el argelino durante el año pasado y que, al desconfiar de él, le insistió en que las actisaciones que le dijo contra Amedo las escribiese. Éste es el documento que ayer entregó el abogado. Montero añadió que la última vez que supo del argelino fue en una llamada telefónica y que ambos quedaron en verse un sábado, pero el argelino ya no acudió.

Por su parte, Rachid al Moukrami fue incapaz ayer de dar coherencia a sus dos versiones relatadas a la autoridad judicial, la facilitada el 20 de diciembre y la que se desprende del documento que escribió a Montero y que ayer quedó depositado en el juzgado.

El juez Baltasar Garzón había llamado a declarar el 20 de diciembre al ciudadano argelino en virtud de una comisión rogatoria solicitada por el juez de Bayona que también investiga los GAL. En el sumario francés, Rachid al Moukrami aparece citado en una declaración de Inmaculada Gómez, la ex novia del subcomisario José Amedo.

Inmaculada tiene declarado en E ayona que conoció a Al Mou krami a través de una amiga común, quien solicitó a la testigo que, ya que ella conocía a Amtedo, podría éste arreglarle el pi oblema legal para residir en España. Así, Amedo y Al Moukrami se conocieron en 1984 y se vieron en diversas ocasiones. El argelino admitió ayer que se entrevistaron en tres ocasiones, que había llamado telefónicamente otras siete al subcomisario y que, en agosto de 1987, había visitado la Jefatura Superior de Policía de Bilbao.

"Monumental montaje"

La sesión judicial de ayer del caso Amedo finalizó con un careo entre Al Moukrami e Inmacilada Gómez. Este segundo careo fue aún más tenso y desagradable, según personas que asistieron al mismo. Inmac ilada confirmó que en 1984 Amedo y el argelino se conocieron a través de ella y con la intención de arreglarle los papeles 21 árabe.

A la salida de los juzgados, Txei na Montero declaró: "Estamos asistiendo a un monumental montaje". "Se trata de la plasmación de una vieja línea de defensa, en principio de Amedo y posteriormente asumida como propia por miembros del Ministerio del Interior e incIuso por el propio presidenle del Gobierno. Esta línea de defensa ha encontrado una fusti ada tentativa de plasmarse en la declaración de este súbdito argelino", añadió.

Para Txema Montero, los documentos aportados por él al juzgado permitirán abrir una nueva vía de investigación que consideró "importante". El abogado se quejó, finalmente, de que, tanto en este sumario como en el que se sigue en Bilbao por el asesinato del dirigente a Sertzale Santiago Brouard, se tan encontrado con la inexisti:ncia de una investigación policial.

Fernando Salas, letrado de la acusación popular, manifestó: 'Hoy [por ayer] hemos asistido a una nueva operación de intoxicación. Con este hombre [se refiere al argelino] se pretendía echar leña al fuego en torr o a la campaña de desprestigio montada contra Montero". "Ha quedado claro que Al Mo ikrami ha mentido", precisó el abogado Salas.

LIletrado del subcomisario, Gonzalo Casado, señaló, por su parte, que "no se puede hablan de montaje ni de desmontaje, porque Amedo ya desacreditó a Rachid al Moukrami en sus declaraciones". Según Casado, el argelino está obsesionada por regularizar su situación legal en España y ése es el motivo de los contactos que ha mai tenido con el Ministerio del Interior.

Un veterano de Vietnam

J. J. E., Rachid al Moukrami, de 45 años y nacido en Argelia, manifestó ayer al juez Baltasar Garzón que había trabajado durante cuatro años para el Mosad (servicios secretos de Israel). Para Inmaculada Gómez, ex amante de José Amedo, este detalle motivó al subcomisario lo suficiente para aceptar conocerle.

José Amedo ha declarado en el sumario que se sigue en la Audiencia Nacional que el argelino se le presentó como un veterano de la guerra de Vietnam, y lo califica de colaborador de ETA, ya que el argelino había participado en un envío de armas desde las islas Baleares a la costa catalana.

Este extraño personaje fue definido como "la típica' persona que juega a todas las barajas" por fuentes judiciales que siguen el caso Amedo muy de cerca.

El abogado Fernando Salas dijo de Al Moukrami que "era un individuo de dudosa reputación que parece que se gana la vida vendiendo información al mejor postor". Gonzalo Casado, abogado de Amedo, dijo que su defendido lo conceptuó como "personaje contradictorio, confuso, y con tendencia a la fabulación".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS