Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:'ROCK'

Espectacular y creíble

En su tercera visita a Madrid, el grupo neoyorquino The Fleshtones volvió a demostrar que el rock puede ser espectacular sin perder credibilidad y fuerza. Apoyándose en una coreografía sencilla y efectista, en unos temas perfectamente arreglados para su interpretación en directo madurez escénica de un cantante con las limitaciones de Peter Zaremba, encandilaron al público con inusual rapidez.Los actuales Fleshtones han reforzado su sección de viento, ahora formada por un trombón y un saxo, conscientes de que ese es uno de sus atractivos. También es novedad importante la incorporación al grupo de Fred Smith, el que fuera bajista del mítico grupo Television. En algunos momentos, cuando se aproximan a ritmos cercanos a la música soul manteniendo el rock como base rítmica, logran el sonido que define su personalidad. En esta cualidad insisten- una y otra vez, hasta que no pueden impedir deslizarse a terrenos mas obvios e intrascendentes.

The Fleshtones

The Fleshtones. Peter Zaremba (voz y teclados), Keith Streng (guitarra), Bill Milhizer (batería), Fred Smith (bajo), Nelson King Carson (trombón) y Paulo Versesa (saxo). Madrid. Sala Rock Club, 20 de diciembre.

Y en ese preciso instante surge Peter Zaremba; cuando la sección de viento comienza a aburrir, cuando se echa de menos una segunda guitarra o cuando su mediocre voz se quiebra definitivamente, aparece el hombre-espectáculo y, con un par de trucos escénicos o mezclándose enloquecidamente entre el público, levanta un show que empezaba a mostrarse alicaído.

Los Fleshtones lucharon con un sonido mediocre y con la maltratada voz de Zaremba, y superaron fácilmente ambos problemas con la seguridad y confianza de una banda forjada a lo largo, de una carrera de muchos años sobre un escenario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de diciembre de 1988