Eulalio Ferrer publica sus memorias de prisionero de guerra

El publicista Eulalio Ferrer presentó anoche en el Centro Cultural de la Villa de Madrid su obra Entre alambradas (Grijalbo), libro de recuerdos del tiempo que permaneció, como prisionero de la República española, en campos de concentración en Francia. Es autor de¡ prólogo del libro Alfonso Guerra, vicepresidente del Gobierno.

Entre alambradas es el diario del paso de Ferrer por los campos de concentración franceses, tras la derrota del ejercito republicano, en la guerra civil. Ferrer ha tardado 48 años en editar, por primera vez en México, el libro ayer presentado en Madrid. Entre otras cosas el libro cuenta cómo en una primera época de su largo exilio, el joven miliciano de 18 años encontró una modesta y roída edición de El Quijote, que obtuvo de un soldado a cambio de una cajetilla de tabaco. "Es un libro para leer en cualquier página, en cualquier momento", escribió en Argeles; "siempre hay algo que aprender, el recreo de una palabra o frase, la seducción de los nombres".

Manuel Nuñez Encabo, presidente de la Fundación Antonio Machado, organizadora del acto junto con el ayuntamiento de Madrid, puso de relieve la colaboración con la fundación que tanto en México como en España ha prestado siempre Eulalio Ferrer y evocó el momento en que el joven miliciano se topó fortuitamente con Antonio Machado y su madre que, como él, comenzaban su exilio.

El catedrático Francisco Ynduráin hizo una crítica del libro. A preguntas de un periodista, Ferrer declaró su culto por la solidaridad con los demás. Ferrer refiere en sus páginas finales su intención de conservar el manuscrito a toda costa por considerarlo una lección de vida muy valiosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de diciembre de 1988.