Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición india se une contra Rajiv Gandhi

ENVIADA ESPECIAL La oposición india se ha unido en una fuerte campaña contra el primer ministro, Rajiv Gandhi, a quien se acusa de estar implicado en la rampante corrupción de la Administración. Esta ofensiva -lanzada en el marco de la sesión de invierno del Parlamento, que durará hasta el próximo día 7- se ha visto reforzada en los últimos días por la publicación de documentos acusatorios sobre el supuesto pago de comisiones por la empresa sueca Bofors al Gobierno indio. El escándalo amenaza la permanencia de Gandhi en el poder.

La batalla que libra la oposición en el Parlamento parece tener amplio eco en la opinión pública india. "Para los pocos que somos, hacemos mucho ruido", afirma el secretario general adjunto del Partido Comunista Indio (CPI), Indrajit Gupta. De los 542 diputados de la Lok Sabha (Cámara Baja), 410 pertenecen al Partido del Congreso (I), el partido que encabeza Gandhi."El de la empresa Bofars es uno de los muchos casos de corrupción. El problema más importante es la absoluta incompetencia del primer ministro", asegura Arun Nehru, que fue ministro de Energía y Electricidad en 1985 y al año siguiente ministro de Seguridad Interna. Nehru, primo de Gandhi, abandonó su Gabinete junto con Vishwanath Pratap Singh -entonces ministro de Defensa- con quien actualmente dirige la oposición. Singh, nombrado recientemente presidente del Janata Dal (Partido Popular), se ha embarcado en la captación del centro político de la India y ha impulsado la formación del Frente Nacional, plataforma a la que se está sumando toda la oposición izquierdista para derribar a Gandhi.

Cuenta en Suiza

V. P Singh ha acusado al primer ministro de haber recibido personalmente parte de los 130 millones de dólares (unos 15.600 millones de pesetas) que Bofors, supuestamente, ha pagado en comisiones. Gran parte de esta suma está depositada en un banco suizo, y unos 26 millones de dólares han sido transferidos a la compañía con sede en Panamá, Svenska Inc. Nehru insiste en que si Gandhi "no tuviera nada que ocultar ya habría pedido que se esclareciera" quién se encuentra tras la cuenta abierta a nombre de Lotus (que en sánscrito significa Rajiv). El Gobierno suizo levanta el secreto bancario cuando un Gobierno lo requiere por asuntos de drogas o políticos. La oposición parlamentaria, que se queja de que Gandhi "se salta a la torera" el Parlamento, arremete contra el jefe del Gabinete más por "mentir y engañar" que por la cantidad disputada. "Su arrogancia y su ignorancia le han perdido", añadió Nehru durante la entrevista con EL PAÍS.El 20 de abril de 1987 Gandhi y su ministro de Defensa, C. Panp, negaron ante el pleno del Parlamento la mediación o el pago de comisiones en la multimillonaria compra de armamento en Suecia. "Esta vergüenza exige la dimisión de ambos", añade Madhu Dandavate, ministro de Ferrocarriles durante el Gobierno Janata (1977-1979), único período de la India moderna no regido por el Congreso (1).

Dandavate asegura que la "oposición "ya ha aprendido la lección". Según el veterano político, "no volverán a repetirse las ambiciones y luchas personales" que dieron al traste con el Gobierno Janata. Sin embargo, cuando se le pregunta si será V. P. Singh el próximo primer ministro de la India, afirma que "hay otros experimentados políticos" y que, una vez ganadas las elecciones, ya se elegirá democráticamente al líder.

Gandhi, que ha iniciado la campaña electoral de Tamil Nadu, restó importancia el lunes, en un masivo mitin, a la alianza de la oposición. De hecho, una corriente de su partido defiende la celebración de las elecciones generales lo más tarde posible, "para dar tiempo a los recién casados a separarse de forma irreconciliable".

Las elecciones en este importante Estado sureño, que se celebrarán el 21 de enero próximo, se revelan como el ensayo de lo que puede suceder en las generales. En medios políticos se asegura que si Gandhi, en colaboración con alguno de los partidos regionales, logra formar Gobierno en Tamil Nadu, celebrará, a más tardar en marzo, las generales, en un intento de extender el triunfo electoral a todo el país.

La pérdida de Tamil Nadu confirmaría el cansancio de la población hacia el Congreso (I). "Estoy seguro de que Gandhi perderá en Tamil Nadu y de que las elecciones generales no se celebrarán hasta el último momento legal, en diciembre de 1989. El Gobierno no arriesgará perder el año que le queda de poder", añade Dandavate.

La voluntad de cambio es palpable en este país, donde el crecimiento económico es absorbido por el de la población y la mejora del nivel de vida sólo llega a unos pocos. De los más de 400 millones de electores, unos 70 millones votarán por primera vez. En la India, la población crece a un ritmo de 20 millones de personas por año.

Llegado súbitamente a la política tras el asesinato de su madre, Indira, en 1984, Rajiv Gandhi enarboló la aspiración india de lucha contra la corrupción y de regeneración del sistema. "Éramos un equipo joven, con muchas esperanzas. La tragedia es que, después, Gandhi las secó incluyendo en el Gobierno a gentes a las que apuntábamos con el dedo por corruptas", afirma Nehru, quien, como Gandhi, cuenta 44 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de diciembre de 1988

Más información

  • Un escandalo de corrupción amenaza la carrera del primer ministro