El primer ministro griego,

Andreas Papandreu, destituyó ayer al titular de Educación y de Asuntos Religiosos, Stefanos Tzoumakas, y al segundo de ese departamento, Haris Kastanides, con rango también de ministro, por criticar el manejo oficial del escándalo bancario que ha causado una grave crisis dentro del gobernante partido socialista.-

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS