El buque 'Sirius', apresado en la ría de Huelva

El Sirius, buque de la organización ecologista internacional Greenpeace, fue detenido ayer por el remolcador de la Armada Cádiz y conducido al puerto de Huelva. El Sirius, tras su reciente acción de protesta contra los vertidos en Gibraltar, se encontraba frente a las costas onubenses tomando muestras de la contaminación existente en la ría de Huelva, en cuya margen izquierda se encuentran situadas 15 industrias químicas que vierten en esta zona sus residuos tóxicos. Greenpeace había solicitado permiso para atracar en el puerto de Huelva antes de la detención del Sirius

El buque pensaba zarpar en la tarde de hoy y regresar a su puerto de origen en Amsterdam (Holanda). La organización ecologista daba así por finalizada su campaña en el Mediterráneo, iniciada el pasado mayo en Sevilla.Xavier Pastor, portavoz de Greenpeace en España, declaró ayer que la intención del barco era recoger muestras sobre la contaminación que puede estar produciendo la factoría de la Empresa Nacional de Celulosas, situada junto a la localidad onubense de San Juan del Puerto.

Pastor indicó que "existe la sospecha de que la factoría de Celulosas está vertiendo diariamente del orden de treinta a cincuenta toneladas de residuos organoclorados, los más peligrosos y los que pueden contener también la sustancia de la dioxina, sustancia que provocó la catástrofe de Seveso".

Greenpeace manifestó recientemente su apoyo al plan de corrección de vertidos elaborado por la Agencia de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, por entender que se intentaba controlar la contaminación que hasta ahora habían venido produciendo las industrias químicas asentadas en la margen de la ría del Odiel. Pese a ello, Xavier Pastor indicó ayer que no se trata de dar "una carta en blanco" y que la organización ecologista llevaría a cabo un control exhaustivo del cumplimiento del citado plan.

Junto a la tripulación del Sirius viaja el periodista científico Tommie Ekstroem, responsable de la recogida de muestras sobre los vertidos que viene efectuando Celulosas y que serán analizados en unos laboratorios de Suecia, antes de que finalice el próximo enero.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS