_
_
_
_
_

Manifestación ante la base de Morón contra la presencia estadounidense en Andalucía

La coordinadora contra la presencia militar estadounidense en Andalucía realizó ayer una marcha, a la que asistieron más de 1.000 personas, hasta el control de acceso a la zona norteamericana de la base aérea de Morón de la Frontera, a 65 kilómetros de Sevilla. Los manifestantes leyeron un manifiesto de denuncia del tratado bilateral hispano-norteamericano y exigieron la salida de militares extranjeros de Andalucía.

La manifestación fue detenida de forma pacífica a escasos metros de la entrada de la base, donde medio centenar de policías militares españoles, armados con fusiles cetme y al mando de un capitán del Ala 21, habían formado una barricada con dos vehículos Land Rover. En ningún momento hicieron acto de presencia en los alrededores de la base efectivos de la Policía y de la Guardia Civil, que en el caso de estos últimos se limitaron a regular el tráfico. Los manifestantes pidieron también a los policías militares una entrevista con los mandos de EE UU de la base.Tras unos momentos de tensión, en el que algunos manifestantes increparon a los militares por impedirles el paso, y en el que casi se mezclaron las dos primeras líneas de militares y manifestantes, el portavoz de la coordinadora, Joaquín Albarreal Núñez, leyó un manifiesto contra la firma del convenio de defensa hispano-norteamericano y la presencia de armas nucleares en España, y solicitó la salida de Andalucía (Rota y Morón) de los militares de EE UU.

En el manifiesto se exigía al Gobierno la no Incorporación a la base de Morón de los aviones cisternas procedentes de las bases de Torrejón y Zaragoza, que próximamente llegarán a la base sevillana.

'Fiesta por la paz'

Los manifestantes, encabezados por una pancarta con el lema Bases fuera, habían recorrido a primeras horas de la mañana de ayer las principales calles de Morón, lanzando gritos contra las fuerzas estadounidenses y entonando cánticos contra la nuclearización de Andalucía. Desde Morón se efectuó un traslado en varios autobuses al cruce El paso de la nena, a unos dos kilómetros de la entrada de la base, donde la marcha prosiguió a pie hasta el control de la misma.En la marcha se encontraban dirigentes jornaleros, organizaciones políticas de las localidades cercanas a la base y los alcaldes de Morón y de El Coronil, localidad a la que, tras la lectura del manifiesto, se dirigieron los manifestantes para celebrar un almuerzo, seguido de una fiesta por la paz.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_