Los análisis confirman una nueva epidemia de peste equina

Los primeros análisis efectuados a los animales afectados por la epidemia registrada en los últimos días en las fincas Las Lomas, en Vejer de la Frontera, y Sotogrande, ambas en la provincia de Cádiz, indican que se trata de peste equina. Así lo aseguraron ayer los veterinarios que, junto con el subdirector general de Sanidad Animal del Ministerio de Agricultura, Miguel Díaz Yubero, se desplazaron el pasado martes hasta las fincas afectadas.

Los expertos que estudian las muestras recogidas a los animales enfermos afirman que hasta hoy no se conocerá el tipo exacto de virus. "Por los síntomas que presentan los caballos enfermos, podría tratarse de un serotipo distinto al que padecieron los animales que el año pasado estuvieron enfermos de peste equina", declaró Manuel Rodríguez, uno de los veterinarios que investigan la epidemia.Rodríguez también señaló que, de confirmarse que se trata de un serotipo distinto, se reforzaría la tesis de que la epidemia ahora detectada en Andalucía no tiene nada que ver con la que se produjo el pasado año en la finca de Aldea del Fresno, en el sur de Madrid.

Según las hipótesis que barajan los veterinarios, la nueva epidemia podría haber llegado directamente de África, mediante alguna plaga de mosquitos transportados por las tormentas o los vientos. Ello confirmaría que las autoridades sanitarias actuaron convenientemente en la anterior ocasión -verano de 1987-, erradicando la enfermedad.

"Verdaderamente, hemos tenido mala suerte", señaló Manuel Rodríguez, "porque no es normal que una enfermedad se reproduzca tan pronto en el mismo país, sobre todo este tipo de peste, que está prácticamente erradicada en países occidentales".

El número de caballos afectados, según las autoridades sanitarias, no sobrepasa los 40. Durante las últimas horas murieron otros dos caballos en la región andaluza, concretamente en la provincia de Cádiz, con lo que son ya 24 las muertes que se han registrado desde que comenzó este nuevo brote de la enfermedad en la finca gaditana de Sotogrande, informa Margot Molina.

La evolución de los animales afectados es distinta y tardan en morir más horas que el año pasado, cuando lo habitual era que fallecieran en menos de 24 horas. Este retraso en la aparición fulminante de los síntomas perjudica la detección de los animales contaminados.

Las autoridades sanitarias han decretado el cierre de fronteras en 12 términos municipales de Andalucía, en los que se ha prohibido el tráfico de caballos y de équidos en general. En el resto del país, el tránsito de caballos es normal, aunque no se descarta que en las próximas horas las autoridades sanitarias amplíen las medidas de precaución para impedir que la epidemia se extienda por otros puntos de la geografía española.

Ayer llegaron a Sevilla desde Suráfrica 7.500 dosis de vacuna contra la peste equina africana, importadas por el Ministerio de Agricultura. Una vez que se confirme hoy oficialmente qué tipo de virus de peste equina sufren exactamente los animales afectados, se procederá a la aplicación de vacunas y a la desinfección de las zonas con caballos enfermos.

Por otro lado, se han suspendido todas las actividades hípicas programadas en Andalucía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 12 de octubre de 1988.

Lo más visto en...

Top 50