Matilde Fernández destaca el papel liberador de los anticonceptivos y el aborto

La ministra de Asuntos Sociales, Matilde Fernández, afirmó ayer en el Congreso que "cualquier concepción del socialismo que no tenga en cuenta las reivindicaciones de las mujeres y no las integre en una estrategia global no, puede perdurar". Fernández, que clausuró unas jornadas parlamentarias del PSOE sobre Mujer y Socialismo, resaltó algunos, logros sociales de las mujeres como son "los métodos anticonceptivos y el aborto, que han atemperado en parte la atávica sujeción a la naturaleza que las mujeres sufren". Carmen Romero, esposa del presidente del Gobierno, Felipe González, asistió a las jornadas.La titular de Asuntos Sociales, se mostró moderadamente optimista respecto al papel de la mujer en la actualidad, dada la vigente preponderancia de los hombres en todos los campos. "No se puede comprender la escasa participación política de las mujeres sin apreciar la naturaleza de la dominación masculina". A su juicio, la esfera pública, tanto cultural como política, domina a la doméstica "y los hombres, dominan a las mujeres".

Matilde Fernández dio unas pinceladas históricas sobre la situación de las mujeres hace algunas décadas para llegar a los logros legislativos y sociales de la. actualidad, incidiendo en el papel relevante de los anticonceptivos y del aborto como elementos liberadores de la mujer. En el plano social, Matilde Fernández aseguró que el estado civil no tiene el significado de otros tiempos, "ante la realidad de las parejas que conviven sin estar casadas". En referencia expresa al quehacer de los socialistas, Fernández aventuró que cualquier concepción del socialismo que no tenga en cuenta las reivindicaciones de las mujeres no podrá perdurar.

Matilde Fernández dijo a sus compañeros socialistas que se debía revisar el discurso sobre feminismo y exigirse más coherencia, aunque se felicitó por el hecho de que este asunto vaya a tratarse en el debate del Programa 2000. La ministra reconoció que hasta hace pocos años la relación entre feminismo y socialismo había estado cargada de contradicciones, y comprendió que las feministas hubieran desconfiado del socialismo clásico, dado que éste ponía el énfasis en la clase obrera como único sujeto de explotación, "olvidando hasta hace muy poco tiempo la división sexual de nuestra sociedad". En los tiempos actuales Matilde Fernández entiende que "el feminismo socialista es un intento de desarrollar un proyecto político claro, que se hace en una comprensión de todas las desigualdades inherentes al hecho de nacer hombre o mujer, situadas en la naturaleza misma".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de octubre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50