La revista 'National Geographic' duda de que Peary fuera el hombre en llegar al Polo Norte

La revista norteamericana National Geographic, que en su día narró con detalle el viaje de Robert Edwin Peary al Polo Norte, pone en duda la hazaña del explorador. En su número de septiembre, la revista publica un artículo del explorador Wally Hebert, precedido de una nota donde se cuestiona a Peary. "El descubrimiento del Polo Norte", dice, "dejó atónita a la primera generación de nuestros lectores, igual que a nosotros nos sorprendió la llegada del hombre a la Luna. Pero mientras ésta fue retransmitida por televisión a millones de testigos, el descubrimiento de Peary sólo tuvo uno: él mismo".

Más información

Durante los últimos 75 años, el único documento que demostraba que el oficial de la Marina norteamericana Robert Edwin Peary (1856-1920) fue el primer hombre en alcanzar los 90 grados Norte, el 6 de abril de 1909, era su diario de expedición, sus observaciones astronómicas y sus notas privadas. Todos ellos han permanecido ocultos, al abrigo de cualquier investigación pública.Según National Geographic, la elaboración de un docudrama para la televisión sobre la hazaña del primer hombre que puso sus pies en el Polo Norte de la Tierra ha permitido al doctor Frederick A. Cook auscultar estos documentos -gracias a una autorización de la familia Peary-, que permitirán defender a Peary y silenciar a sus críticos.

La editora de la revista, una de las instituciones geográficas más prestigiosas del mundo, ha contratado, por su parte, al veterano explorador Wally Herbert, con 13 años de experiencia en expediciones polares, para revisar los documentos dejados por Peary.

Páginas en blanco

Herbert pone en duda la veracidad de la hazaña de Peary al examinar en su diario las páginas de los días en que justamente dijo haber alcanzado el Polo Norte. Están en blanco. "Fui en busca de las correspondientes a las del día 6 de abril -'una fecha memorable para mí, dice- y no encontré nada hasta el 8 de abril. Volví hacia atrás, después de cuatro páginas en blanco, hasta encontrar la fecha del miércoles 7 de abril, su segundo día en el Polo. También estaba en blanco. En las páginas de los días precedentes no menciona para nada al Polo Norte. En su lugar se ha insertado una hoja donde dice: '¡¡¡Al fin, el Polo!!! El premio a tres siglos, mi sueño y ambición durante 23 años. Mío al fin. No puedo creerlo".¿Cuándo escribió Peary esa nota?, se pregunta Herbert, y ¿por qué aparece en una hoja separada? Si, como dijo Peary en su libro El Polo Norte, la escribió al despertar en la tarde del 6 de abril, lo lógico sería encontrarla en la página correspondiente a ese día. Pero no es así.

Otro de los argumentos que Wally Herbert expone para desmontar la hazaña de Peary es que el desplazamiento de los glaciares en el Ártico le hizo caer, en errores de medición. Según Herhert, Peary calculó, con un sextante y un calentador de mercurio como horizonte artificial, una latitud 89 grados 57 minutos Norte, cuando estaba a tres millas de los 90 grados Norte.

Peary, siempre según la revista, no realizó las correcciones necesarias para contrarrestar el efecto que la fuerza del viento y el desplazamiento de los glaciares provocaban en la alteración de las mediciones que efectuaba con sus modestos instrumentos. Según la teoría de Herbert, Peary estaba situado en realidad varias millas al oeste de la ruta que señalan sus notas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 19 de septiembre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50