Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Ni uno ni otro

En carta no publicada de fecha 4 de julio pasado (ninguna de las muchas que he tenido la osadía de dirigirle ha merecido tal honor hasta la fecha) le expresé mi disconformidad con el artículo de don Pedro Laín Entralgo al que alude hoy don Carlos Castilla del Pino, con el que estoy también en total discrepancia, tanto en el fondo como en la forma sobre lo que ellos definen como "el problema del catalán".Ni uno ni otro tienen ni idea de lo que hablan ni, por lo que veo, saben de la misa la media. Eso sí, ambos ostentan grandes cantidades de suficiencia que no sé de dónde la sacan. Yo, que vivo en Barcelona desde el año 1939, que estoy casado con una catalana, que mis tres únicas hijas son catalanas, y dos de mis nietos, catalanes; que soy bilingüe, pero no imbécil; que pienso directamente en los idiomas de Verdaguer y de Cervantes, y que sólo utilizo mi lengua materna, el español, para blasfemar (¡en privado, claro!, cosa que nadie puede impedir ni prohibir); que la única familia que me queda es catalana y diversa (algunos de mis parientes han votado PSC otros CiU, otros Nacionalistes d'Esquerra y otros AP) y amigos también catalanes, no me atrevería, jamás!, a opinar como lo hacen ambos expertos (?). -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de septiembre de 1988