Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inteligencia también contó en la elección de Miss America 1989

Gretchen Elizabeth Carlson, Miss Minnesota, fue coronada Miss América en Atlantic City, a medianoche del sábado, en una edición renovadora e insólita del clásico concurso de belleza, al que concurrieron 51 representantes de Estados Unidos de Norteamérica. El concurso, cuya final fue televisada a través de la cadena NBC, ofreció variantes innovadoras, al valorarse una imagen de las participantes en donde la belleza no era más que un atributo añadido a su capacidad de comunicación, control emocional, riqueza vocal, capacidad de expresión, vocabulario, sinceridad, buena figura y buenas proporciones físicas.

Las participantes superaron las pruebas de figura luciendo trajes de baño; estilo, en su forma de lucir el vestido de noche; personalidad, en sus respuestas a las preguntas planteadas por el jurado en entrevistas previas, y talento, en su habilidad para cantar, bailar o tocar algún instrumento. El jurado estaba compuesto por personajes del mundo del espectáculo célebres en EE UU, y sus miembros se declararon de acuerdo en el uso de la cirugía estética, cintas en el pecho y adhesivos de aerosol (para la prueba del bañador), solventando cuanto antes las discusiones que en otras ediciones el tema de la cirugía plástica ha provocado. Quizá lo más sorprendente de este año fue descubrir que las participantes eran capaces de aparecer como intérpretes, más allá de su aspecto físico.El programa de televisión estuvo amenizado por sus interpretaciones de ópera: Miss Colorado, cantando Night and day; Miss Misuri bailaba Spanish capriccio con media negra, faldita corta y zapatos de bailarina, y la ganadora tocaba con agilidad inusitada el violín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de septiembre de 1988