Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

300.000 chilenos se lanzan a la calle para decirle 'no' a Pinochet

La oposición chilena reunió ayer en Santiago a más de 300.000 personas, en la mayor concentración realizada en el país, en 15 años de dictadura, para expresar su rechazo al candidato único en el plebiscito presidencial del próximo 5 de octubre y actual jefe de Estado, general Augusto Pinochet. La manifestación superó los cálculos de los organizadores, y reunió, además de militantes de los partidos y organizaciones que abogan por el no en el referéndum, a familias que llenaron las calles de la ciudad. Santiago fue ayer la capital de la oposición al régimen.

La multitud desbordó el lugar de la concentración, a 10 manzanas del centro de Santiago, y ocupó todos lus espacios adyacentes, cantando "Y va a caer" o "Que se vaya de una vez el fascista Pinochet", entre otros eslóganes, enmedio del ondear de banderas multicolores de los 18 partidos que apoyan la campaña por el no en el plebiscito.Mientras los manifestantes marchaban, grupos de jóvenes escribían "No al chacal en las paredes, y otros, encapuchados, pintaban un mural de 30 metros de extensión que rezaba "Unidos hasta vencer". La Gran fiesta por la dernocracia, como fue llamada la concentración de ayer, 4 de septiembre (día en el que se realizaban tradicionalmente elecciones presidenciales en el Chile democrático), fue la oportunidad para que todos los sectores de la oposición desfilaran unidos y se demostrara que habían perdido el miedo al régimen, iristaurado por el proplo Pinochet tras el golpe de Estado de 1973.

Isabel Allende, hija del derrocado presidente Salvador Allende, abrazó en la marcha a políticos chilenos que no conocía. La concentracíón sirvió también de reencuentro con algunos dirigentes de izquierda que llegaron los últimos días al país después de una ausencia forzada, acogiéndose al fin de las prohibiciones a los exiliados decretado por Pinochet después de que fuera elegido candidato único, el pasado martes, por los jefes de las fuerzas armadas.

El único orador, el sindicalista y coordinador del Acuerdo Social por el No, Héctor Moya, afirmó: "Pinochet se encuentra en un terremoto que ni él inismo imaginaba ni deseaba". Y pidió que se expresara su rechazo, con, el no en el referéndum, pero también "con el pueblo organizado para defender, como históricamente lo ha hecho, las victorias que lo conducen a la libertad". Finalizada la concentración, varios miles de personas desfilaron frente al palacio presidencial, donde fueron reprimidas por la policía con gases lacrimógenos, chorros de agua y bastones. Hubo un número indeterminado de detenidos.

Por su parte, el rey Juan Carlos viajará en los próximos meses a Chile y a Cuba, dos de los pocos países latinoamericanos que el Monarca español todavía no ha visitado. Medios gubernamentales españoles consideran que "sería muy conveniente" la presencia de don Juan Carlos en unos momentos difíciles, pero también de perspectivas democráticas, para Chile. Según los mismos medios, no se descarta que este viaje real incluya la visita a La Habana.

Páginas 3 y 15

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de septiembre de 1988

Más información

  • El rey Juan Carlos viajará a Santiago y a La Habana en los próximos meses