Comiendo se entiende la gente

Mantel blanco y techos altos en el salón Checo de la sede de la ONU en Ginebra constituyeron el marco en el que ayer los representantes de los dos Chipres acordaron esforzarse para acabar con esa división que ya se prolonga 14 años. Javier Pérez de Cuéllar, el secretario general de la ONU, presidía la mesa, y la bandera azul de la organización ondeaba detrás de él.Tras reunirse durante media hora con Pérez de Cuéllar, los invitados pasaron al comedor. Rauf Denktash, presidente de la autoproclamada República Turca de Chipre del Norte, tuvo el detalle de ceder el paso en la puerta a Georgios Vasiliu, jefe del Estado de Chipre. Ambos se sentaron juntos a la mesa.

El clima era distendido y hasta se permitieron el detalle simpático de bromear sobre cómo aparecerían en las fotos, ante el pool de periodistas que fue autorizado durante un minuto y medio a permanecer en la sala. Asistieron también a la comida Marrack Goulding, vicesecretario general de la ONU para asuntos políticos especiales, y el argentino Óscar Camilion, representante especial de Pérez de Cuéllar en Chipre.

Más información
Denktash y Vasiliu aceptan negociar un Chipre unido
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ángeles Espinosa

Corresponsal para los países ribereños del golfo Pérsico, ahora desde Dubái y antes desde Teherán. Especializada en el mundo árabe e islámico. Ha escrito El tiempo de las mujeres, El Reino del Desierto y Días de Guerra. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense (Madrid) y Máster en Relaciones Internacionales por SAIS (Washington DC).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS