También quieren ser turistas

La oferta de vacaciones para minusválidos sigue siendo muy limitada

Las vacaciones de las personas con minusvalías siguen planteando numerosos problemas a sus familias, que se enfrentan con la dificultad de encontrar opciones que tengan en cuenta las necesidades específicas de este colectivo. Las distintas asociaciones de asistencia y la Administración sólo consiguen atender a un número muy limitado de solicitudes, aunque cada año aumentan las ofertas. En 1987 el Instituto de Servicios Sociales, en el marco de su Programa de Integración Social, ofreció subvenciones que beneficiaron a 29.161 minusválidos.

Más información

Nieves sufre parálisis parcial del brazo y pierna derechos, y, aunque no es la primera vez que sale al extranjero, nunca hasta ahora había ido tan lejos. El viaje en el que va a participar es una excursión en autocar a Italia para 65 personas, organizado por la Coordinadora Estatal de Minusválidos Físicos (Cocemfe). El viaje tiene una duración de 15 días. "Este proyecto se enmarca dentro de nuestro esfuerzo por ofrecer algo más que estancias en residencias especiales", explica Carmen Yagüe, del servicio de tiempo libre de la Cocemfe.El importe total del viaje es de 32.000 pesetas por persona. Hay seis plazas para acompañantes de las personas que necesitan una atención especial, y el precio de estas plazas es de 16.000 pesetas. "¡Es un chollo!", exclama Nieves, olvidando ingenuamente las crueles condiciones que le han permitido formar parte del viaje.

El Instituto Nacional de Servicios Sociales (Inserso) es el organismo de la Administración que gestiona las prestaciones complementarias de la Seguridad Social, fundamentalmente las de los colectivos de minusválidos físicos y psíquicos y de la tercera edad. Según el Inserso, el total de la población minusválida en España, incluyendo a los minusválidos sensoriales, físicos y psíquicos, asciende a 1.269.693 personas.

Otros canales

"El Inserso", explica Florián Ramírez Izquierdo, subdirector general de gestión del Instituto, "no tiene un programa específico de vacaciones para minusválidos, pero tiene establecidos una serie de conciertos con asociaciones públicas o privadas que organizan actividades específicas de vacaciones. En el marco del Programa de Integración Social del Inserso, el año pasado se establecieron 53 conciertos con asociaciones de las 23 provincias donde las competencias del Inserso no han sido transferidas. Estas subvenciones afectaron a 29.161 minusválidos. Además, por otros canales, este año se han subvencionado programas de distintas coordinadoras que beneficiarán a unos 800 minusválidos". La Administración subvenciona también a numerosas organizaciones privadas y públicas que, además de otras actividades, organizan programas especiales cuyo objetivo principal es que el minusválido comparta sus vacaciones con otros grupos de la sociedad y no aislarlo en residencias que le marginen todavía más. En los centros de información de las autonomías, diputaciones y ayuntamientos se pueden consultar los programas. Los viajes al extranjero constituyen una de las alternativas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de agosto de 1988.

Lo más visto en...

Top 50