Tragedia en el Golfo

Es una tragedia que el avión civil iraní fuera derribado en el Golfo, y el presidente Ronald Reagan hizo. bien en expresar inmediatamente la consternación del pueblo norteamericano ante la pérdida de estas vidas. Ninguna diferencia política latente entre ambos países podrá impedir que los norteamericanos muestren su condolencia por este terrible evento.Inmediatamente, y quizá inevitablemente, se han hecho comparaciones con el derribo de un avión surcoreano por parte de la Unión Soviética en 1983, aunque, como señala el almirante Williani Crowe, éste no sobrevolaba zona de combate en batalla y no fue advertido repetidas veces antes de ser atacado, como sí lo fue el avión iraní. Con otro país, aun siendo adversario, Estados Unidos estaría razonablemente seguro, después de un incidente de este tipo, de que la respuesta sería airada y emocional, pero finalmente contenida.

La revolución iraní ha producido una secuencia de hechos en la cual los incidentes desafortunados han sido el componente principal de sus maniobras políticas internas, con un oscuro efecto en sus relaciones con el exterior. Estados Unidos puede ir pensando en más medios para demostrar a Irán que el derribo del avión fue de hecho un accidente, y que la mejor respuesta a esto es concertar un nuevo intento para parar la guerra, que mientras continúe acarreará demasiadas posibilidades de mayores tragedias.

5 de julio

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de julio de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50