Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cúpula del PCUS admite en un informe interno su error en la guerra de Afganistán

La cúpula del Partido Comunista de la Unión Soviética ha puesto en circulación interna un documento en el que admite una serie de errores de juicio que llevaron a la intervención militar en Afganistán, de acuerdo a versiones de personas que han tenido acceso al documento. La circular sugiere claramente, aunque no llega a afirmarlo explícitamente, que la decisión de enviar tropas a Afganistán en 1979 fue un error.Pese a que el envío de tropas a Afganistán ha sido criticado por medios periodísticos en la URSS, la postura oficial es continuar defendiendo la decisión, aun después del inicio de la retirada, el 15 de mayo pasado. La URSS ha admitido que en la guerra murieron más de 13.000 soldados soviéticos.

El documento, según quienes lo han leído, afirma que los líderes soviéticos que decidieron la intervención se equivocaron fundamentalmente al creer que una sociedad tribal e islámica puede estar preparada para una transición al socialismo.

Aunque algunos han mostrado su frustración por el tono y el contenido tibios del documento, especialmente por el hecho de que no se nombre a los responsables de haber adoptado la decisión, otros creen que el cambio en la línea oficial del partido es importante porque permitirá que la Prensa soviética y los analistas políticos puedan ir más allá e investigar más profunda y críticamente la guerra.

El miércoles, un destacado analista político, Alexandr Bovin, escribió en el periódico oficial Izvestia que el envío de tropas a Afganistán fue el reflejo de una excesiva tendencia a utilizar fuerzas militares en la política exterior soviética. Fiodor Burlatski, un escritor bien relacionado que publica en Literaturnaia Gazeta, expresó similares comentarios sobre Afganistán en una mesa redonda emitida el lunes pasado por televisión.

Al menos una importante publicación soviética está preparando una amplia y autorizada crítica de la guerra, que incluirá la primera condena pública del actual líder afgano, Mohamed Najibulá. "Estamos cerca de ver un punto de quiebra en los análisis políticos sobre la guerra", dijo uno de sus periodistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de junio de 1988