Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

David Thomas, impulsor del 'jazz' madrileño, murió de cáncer linfático

El pasado lunes falleció en Barcelona el músico estadounidense, largo tiempo afincado en España, David Thomas, aquejado de un cáncer linfático que empezó a manifestarse tres años atrás. Thomas residía habitualmente en Madrid, donde era contrabajista titular de la Orquesta Sinfónica de RTVE y alma del jazz madrileño de los últimos 20 años. Su última formación, con la que permaneció activo hasta el final, llevaba el nombre de David Thomas Magic Music.

David Thomas nació en Detroit, Estados Unidos, en 1943. Comenzó estudios de piano a los siete años y empuñó el trombón de varas antes de adoptar el contrabajo como instrumento definitivo. Estudió música, becado en la universidad de Illinois, y siempre compatibilizó el ejercicio del jazz con la interpretación de música clásica. A lo largo de su carrera colaboró con músicos como J. J. Johnson, Earl Hines, Dave Burrell, y Mc Coy Tuyner.En 1969 se instaló en Madrid, llamado por Igor Markevich para ocupar la plaza de contrabajista en la Sinfónica de RTVE. Desde su llegada se convirtió en un verdadero motor de la escena jazzística local. A principios de los setenta funda, con el pianista francés Jean-Luc Vallet, la asociación Jazz Fórum, con sede en la Escuela de Ingenieros Industriales. Lugar de encuentro de aficionados y músicos principiantes, de Jazz Fórum saldrían músicos que protagonizarían el inmediato futuro del jazz español: el saxofonista Jorge Pardo, el pianista Tomás San Miguel, el trompetista Alfredo Carda y el contrabajista Miguel Ángel Chastang, entre otros.

En la misma década, los setenta, David Thomas es un músico de constante presencia en las salas de jazz de Madrid, donde era habitual verle con músicos como Tete Montoliu, Pedro Iturralde y Vlady Bas. Al mismo tiempo, fue el punto de referencia, el maestro sin academia, de la siguiente generación de jazzistas locales, que hoy han rebasado ya la treintena.

Lugar de reunión

Su chalé de la calle de Clavileño vino a ser para los músicos en formación lo que para tres generaciones de poetas fue el piso de la calle Wellintonia, residencia de Vicente Aleixandre.Ya en los ochenta, Thomas colaboró con el grupo vanguardista Orgón, en el que encontraría a su más asiduo partenaire de los últimos años, el trompetista Alfredo Carda. Thomas y Carda configuraron el núcleo estable de la David Thomas Magic Music, formación flexible que iba desde el dúo hasta una quincena de músicos, con secciones de vientos y cuerdas formadas por compañeros de la Sinfónica de RTVE. En 1985 se manifestaron los primeros síntomas del cáncer que acabaría con su vida. A pesar de ello, y sabiéndolo, continuó en activo dirigiendo la Big Band del Taller de Músicos de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de junio de 1988