Muere Guillermo Marín, un veterano del teatro español

El veterano actor Guillermo Marín murió ayer en Madrid, a los 84 años de edad, a consecuencia de un infarto de miocardio. Sus restos mortales serán incinerados en el cementerio de la Almudena, y sus cenizas, esparcidas en el mar Mediterráneo por voluntad del actor. Guillermo Marín sufrió en los últimos años varias crisis de salud; la última de ellas, el pasado mes de enero, a causa de un proceso de neumonía. Marín, premio nacional de Teatro en 1982, ingresó como meritorio en la compañía de Ricardo Calvo cuando estaba a punto de cumplir los 20 años de edad. Calvo fue para Marín su mentor, maestro y suegro, ya que se casó con su hija, Pepita Calvo Velázquez.

Más información
Un actor sale de escena

Casado y con dos hijos, Marín regaló hace unos años su archivo personal al Ministerio de Cultura, formado por más de 200 fotos con creaciones suyas del Tenorio, Hamlet, Napoleón, el alcalde de Zalamea y tantos otros personajes del teatro clásico, romántico y moderno que cultivó, así como pergaminos, cartas autógrafas de escritores famosos y 50 años de críticas, documentos que ayudarán a reconstruir el último medio siglo del teatro español.Su avanzada edad no le impedía seguir trabajando, como puede verse en la película La corte de faraón, de José Luis García Sánchez. Su último trabajo en los escenarios tuvo lugar en 1983, con el director José María Morera, interpretando a Insua en la obra Casandra, de Benito Pérez Galdós, adaptada por Francisco Nieva, que se escenificó en el teatro Bellas Artes de Madrid y luego salió en gira.

Guillermo Marín, uno de los actores españoles que más veces interpretó el Tenorio, sufrió un fuerte bache durante los últimos años de su carrera, paliado en parte tras la concesión del Premio Nacional de Teatro de 1982.

"El millón de pesetas", dijo entonces, "me viene como caído del cielo. Espero que este premio me suponga una inyección de juventud que me obligue a hacer algo cuanto antes. He sido generoso con la vida y el dinero que cogía con una mano lo daba con la otra. Necesito que alguien me proponga algún trabajo", pedía.

Con Ricardo Calvo se inició en el verso clásico, pero cultivó todos los géneros, particularmente la comedia llamada de salón, y alternó su trabajo sobre los escenarios con el cine y la televisión.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

En el cine hizo una larga carrera, con más de 125 títulos, entre ellos El escándalo, La vida en un hilo, Domingo de Carnaval, Eugenia de Montijo, Lola Montes Mare Nostrum, Los últimos de Filipinas, El juego de la verdad, Tómbola y La nueva Cenicienta...

Compañías

Formó parte de prestigiosas compañías, como las de Ricardo Puga, Matilde Moreno, Pepe Romeu, Emilio Portes, Manuel Herrera, Tamayo, y de los teatros nacionales María Guerrero y Español. Tuvo también compañía propia, una de ellas con su esposa, Pepita Calvo, que fue durante numerosas temporadas cabecera de cartel de los teatros nacionales Español y María Guerrero. Su amplia carrera en los escenarios le llevó a compartir escenario con la mayoría de los actores de relieve de los últimos cincuenta años.El actor tenía la Encomienda de Alfonso X el Sabio; la Cruz de Santiago de la Espada, Portugal; la placa de Comendattore, concedida por Mussolini; la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes; los premios nacionales de Teatro de 1970 y 1982, y la Medalla de Oro del Trabajo de 1975.

Marín, en su larga carrera, llegó a interpretar todos los personajes de El alcalde de Zalamea, desde el galán hasta el protagonista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS