Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juzgado de Ibiza exime al parque acuático Aguamar por la muerte de una niña

Susana Catalán, titular del Juzgado de Distrito número 2 de Ibiza, declaró fortuita la muerte de la niña de 14 años Margarita Serra, que el 30 de agosto de 1987 falleció de traumatismo craneal tras un accidente sufrido en el parque acuático Aguamar, en Ibiza. La sentencia exime de responsabilidades penales a la empresa promotora de las instalaciones y considera que no existió imprudencia en el funcionamiento del tobogán en el que se produjo el accidente.

El accidente tuvo lugar el 25 de agosto del pasado año, en la piscina del tobogán denominado Foam (espuma en inglés), el de mayor altura del parque acuático. Margarita Serra Cardona, que se había lanzado al agua en compañía de una amiga de su misma edad, recibió en la cabeza el impacto de un usuario que se lanzó a continuación por ese mismo tobogán.La juez atribuye el accidente al hecho fortuito de que ambos usuarios se encontraran en un mismo punto de las piscina y libera de cualquier responsabilidad al personal que, tanto desde la cima del tobogán como desde la piscina, dirige los intervalos de lanzamiento de los usuarios.

Fuentes judiciales afirmaron ayer que durante la vista, que se celebró el pasado 9 de mayo, el caso ya estaba cerrado, porque la empresa y los familiares de la niña fallecida habían llegado previamente a un acuerdo económico. Fernando Franco, director de Aguamar, declinó ayer dar a conocer los términos del acuerdo.

El pasado mes de enero, la fiscalía de la Audiencia provincial fijó en 200 millones de pesetas la posible indemnización por la responsabilidad civil en la muerte de Margarita Serra. Sin embargo, Franco afirmó que el fiscal de la vista no solicitó ninguna indemnización, por considerar también que el accidente fue fortuito. El director aseguró que las instalaciones cumplían todas las condiciones de seguridad cuando se produjo el accidente, pese a que entonces no existía ninguna normativa al respecto.

Margarita Sierra Cardona falleció cinco días después del accidente, en la policlínica Nuestra Señora del Rosario, de Ibiza, donde había sido internada tras un primer reconocimiento médico en el que se le apreció un ligero traumatismo craneal que se le fue complicando con el paso del tiempo. Se desconoce todavía la identidad del turista que cayó sobre la niña, aunque, al parecer, era de nacionalidad británica y de edad comprendida entre 20 y 25 años.

El fallecimiento de Margarita Serra se produjo 15 días después de la muerte de Xavier Martí, un niño de 12 años de edad que falleció ahogado en un parque acuático de la Costa Brava tras ser absorbido por uno de los desagues de la piscina.

A raíz de estos accidentes, la Consellería adjunta a la presidencia del Gobierno Balear elaboró, de acuerdo con las empresas propietarias de parques acuáticos, una normativa de seguridad que se ha venido aplicando en las tres instalaciones de estas características existentes en Baleares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 1988

Más información

  • Acuerdo económico entre los familiares y la empresa