Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jesse Jackson acorta distancias en Nueva York

Jesse Jackson, apoyado por la fidelidad de los votantes de color y por el entusiasmo suscitado por su candidatura en otras minorías, ha disminuido di stancias con Michael Dukakis en las horas previas a la primaria de hoy en Nueva York. Pero el Gobernador de Massachussets, Michael Dukakis, que cuenta con el sólido apoyo del voto judío y con los votantes blancos que quieren detener a Jackson, continúa siendo el favorito. Están en juego 25 5 delegados para la Convención Demócrata de Atlanta.Los sondeos pronostican una victoria de Dukakis por un margen de entre 6 y 14 puntos, lo que convertiría a este tecnócrata competente, pero que no suscita emoción alguna entre la ciudadanía, en el seguro candidato del Partido Demócrata para disputar la presidencia a George Bush el 8 de noviembre. Aparte de los bloques del voto negro -seguro para Jackson- y judío -mayoritariamente para Dukakis-, va a tener mucha importancia el 30% de voto católico blanco, que puede dar el triunfo a Dukakis. Éste es de religión ortodoxa griega.Baja participación

Un índice bajo de votación sería peligroso para el gobernador, ya que los partidarios de Jackson están mucho más motivados, y ninguno dejará de acudir a las urnas. El temor de Dukakis era ayer que la cómoda ventaja prevista para él por los sondeos de la semana pasada desactivara a sus votantes. El Gobernador de Nueva York, Mario Cuomo, pronosticó el domingo una participación baja (en el Estado de Nueva York hay 3,9 millones de votantes demócratas inscritos) y añadió que, si es así, no le sorprendería una victoria de Jackson.

Pero el impulso final del reverendo negro y el miedo a un triunfo de este predicador que está revolucionando la campaña presidencial, puede provocar el efecto deseado, pero no confesado, por Dukakiks: una movilización del voto blanco para parar a Jackson. Una eventual victoria suya hoy en Nueva York provocaría el pánico y el caos en las filas demócratas, haciendo más que probable la aparición de Jackson en el boleto de la candidatura demócrata, como candidato a la presidencia o a la vicepresidencia. Muchos observadores dicen que el número dos ya lo tiene ganado aunque no logre la victoria en Nueva York.

En las últimas horas, los candidatos demócratas (Albert Gore, tercero en liza, es una incógnita que puede restar votos a Dukakis) han hecho un esfuerzo por el voto hispano. En las primarias de 1984, sólo representó el 4% del voto demócrata, pero este año supondrá una porción mayor. Un sondeo de la cadena hispana de televisión Univisión muestra que Dukakis tiene el 41 % de los sufragios de los hispanos, a pesar de que no le consideran simpático, y Jackson un 32%. Los políticos hispanos de la ciudad han apoyado sin embargo al reverendo lo mismo que El Diario, el principal periódico hispano, que le ha descrito com "la mejor y más brillante esperanza para los latinos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de abril de 1988