Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En el supermercado

Angelique ou l`enchantement es la segunda parte de la trilogía autobiográfica que concluirá con la Mort de Corinthe que Robbe-Grillet está escribiendo en estos momentos. Para Robbe-Grillet, no se trata de dar explicaciones sobre lo que fue su vida, sino de poner en tela de juicio la realidad dada. Para ello habrá que destruir sus estructuras representativas. Habrá que liquidar nociones como el héroe, la intriga, el autor. Angelique... es de hecho una autobiografía revolucionaria. Incorpora a la vez una intriga fragmentada -las deambulaciones estrambóticas del oficial Corinthe por las guerras mundiales de principios de siglo- y una aproximación dialéctica a la teoría autobiográfica y su interpretación.

Por otra parte, Robbe-Grillet asume la angustia heideggeriana, y paradójicamente dice que lo suyo es un contacto feliz con el mundo. Según él, habría que descartar la imagen estereotipada del escritor: "Por una parte, se le pide que se odie a sí mismo; por otra, se dice que se quiere demasiado, que es muy narcisista. Yo me quiero mucho, cosa que la gente no entiende. He tenido discusiones terribles con Barthes a ese respecto. Era increíble ver hasta qué punto ese hombre podía odiarse. Vivía obsesionado con la idea de que no era lo suficientemente delgado. No soportaba ver sus fotos. Tampoco concebía que se hablara mal de él. Decía que era muy vulnerable ante la crítica. Unos días antes de su trágico accidente mi mujer y yo nos encontramos con él. Habíamos leído un libro mediocre que tenía que ver con él, y se lo comentamos. Se le descompuso el rostro... Dijo: 'No lo he leído. Si lo hiciera no podría volver a escribir".

"A mí me gusta ir a los supermercados norteamericanos. Es un lugar en el que me siento muy a gusto. Cuando me encuentro con una cara conocida basta con que le haga una sonrisa y diga: 'Hey'. No hace falta hablar más. Pero en ese mismo momento me invade una sensación de extrañeza. Me pregunto: ¿qué pinto yo aquí?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de abril de 1988