China estudia nombrar vicepresidente al panchen lama

El panchen lama, número dos de la jerarquía religiosa tibetana (por detrás tan sólo del dalai lama, exiliado en la India) y aliado del régimen comunista de Pekín, podría ser nombrado próximamente vicepresidente, en el marco de una operación de propaganda y seducción hacia el Tíbet, según fuentes chinas.El panchen lama, de 50 años, es considerado por algunos tibetanos como colaborador del Gobierno chino, pero conserva una gran influencia.

La candidatura está siendo discutida por la dirección del Partido Comunista Chino. Si se decidiera, la elección formal se produciría en el pleno de la Asamblea Popular, a finales de este mes o comienzos de abril. El panchen lama sustituiría a Ulanfu, un mongol de 82 años.

Elegir al panchen lama como vicepresidente, un puesto honorífico sin poder de decisión pero con cierto prestigio, podría seducir a los aproximadamente 60 millones de miembros de las minorías nacionales de China, en particular a los tibetanos. En el exterior, el régimen de Pekín podría presentar la medida como un signo de tolerancia.

Lhasa, la capital de Tíbet, ha sido azotada por una oleada de disturbios antichinos desde el pasado otoño. Los últimos se produjeron el 5 de marzo y causaron al menos ocho muertos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 13 de marzo de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50