Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Paraíso azul

En EL PAÍS del 15 de febrero de 1988 se publica una crónica de F. Sales, enviado especial de dicho diario en Asunción (Paraguay), y que titula El paraíso azul. En la crónica mencionada, entre otras cosas, se dice:"En junio de 1979, el propio Blas Piñar visitó Asunción y colocó en el panteón nacional de los Héroes, situado en el centro de la ciudad, una placa conmemorativa en la que se exalta y recuerda la amistad y admiración de Fuerza Nueva con la política del general Stroessner".

La noticia es incierta, ya que si efectivamente visité Asunción en 1979, no coloqué durante aquella visita placa de ninguna clase. La placa fue colocada mucho tiempo después, y no "exalta y recuerda la amistad y admiración de Fuerza Nueva con la política del general Stroessner", sino por los héroes nacionales de Paraguay. Esta placa es similar a otras de distintos países e instituciones que figuran en la iglesiamonumento que las cobija.

También se hace constar en la crónica que el Frente Nacional Español se formó, hace cinco años, de las cenizas de Fuerza Nueva, lo que tampoco es cierto, ya que el FN, que presido, se constituyó en noviembre de 1986. Por lo que respecta al régimen del general Stroessner, no es ésta la ocasión de valorarlo. Tan sólo me pernúto significar que la presencia en las elecciones de una centena de periodistas extranjeros, como reconoce Diario 16, y de eurodiputados socialistas, como el español Manuel Medina -informadores u observadores del proceso electoral-, pone demíanifiesto una política de frontera abierta que contrasta con la de las auténticas dictaduras, las marxistas. ¿Podría el que suscribe acudir como observador de unas elecciones a Bucarest, Sofia o La Habana?

Le ruego, señor director, que, de conformidad con el derecho que me concede la ley, publique esta carta en el diario que usted dirige-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de febrero de 1988