Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El portavoz del Gobierno no confirma ni desmiente un próximo contacto con ETA

El portavoz del Gobierno, Javier Solana, aseguró ayer que "en estos momentos no hay contactos con ETA", pero no confirmó ni desmintió la posibilidad de que se produzcan en un futuro próximo. A las numerosas preguntas sobre este tema, planteadas en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, Solana se limitó a responder que "el Gobierno está abierto al diálogo, pero no habrá contactos en tanto no tenga la convicción de que existe una efectiva voluntad de terminar con la violencia".Solana fue preguntado sobre las condiciones o circunstancias que deben cumplirse para que el Gobierno adquiera esa convicción. El portavoz se limitó a decir: "Me van a permitir que no conteste a esa pregunta".

El portavoz afíadió que el Gobierno no toma en cuenta la sugerencia hecha por Herri Batasuna, que pide un gesto hacia los presos de ETA que están en las cárceles, en el sentido de que dichos presos puedan acceder a beneficios que se conceden a los presos comunes, por ejemplo, respecto a condiciones para obtener la libertad condicional una vez cumplida parte de la condena.

También mencionó que el Gobierno se encuentra "enormemente satisfecho" por la prudencia de los partidos políticos firmantes de los pactos antiterroristas, tanto los del País Vasco como los que han suscrito el acuerdo en el ámbito de las Cortes españolas.

Barrionuevo

Por otra parte, el ministro de Interior, José Barrionuevo, repasó ayer en París con el delegado para la seguridad Robert Pandraud, la cooperación en materia antiterrorista y especialmente el alto el fuego anunciado por ETA Militar. Barrionuevo, Rafael Vera, secretario de Estado para la Seguridad, y José María Rodríguez Colorado, director de la Policía, viajaron a primera hora de la mañana de ayer a París y mantuvieron una reunión con sus colegas en la sede del Ministerio del Interior francés, informa Javier García desde París.

En el encuentro, España informó del contenido del alto el fuego anunciado por ETA y se estudió el diseño de la nueva estrategia antiterrorista tras dicha oferta, según afirmaron fuentes españolas. La estrategia no variará notablemente a pesar de la petición de ETA para que cesara la presión policial francesa y los responsables españoles reiteraron su empeño en que Francia impulse la lucha para capturar a la cúpula de la organización.

También según dichas fuentes se repasó el estado de las relaciones de ambos países con Argelia y se estudió la posibilidad de enviar nuevos activistas de la organización terrorista al país magrebí, donde actualmente residen alrededor de 30 etarras.

A mediodía, Barrionuevo condecoró con la medalla al mérito civil a Robert Pandraud, e impuso medallas al mérito policial a Philipe Massonie, director del Reseignement Generaux y a Lucien Cokelaer, director de la PAF, por su colaboración en la lucha antiterrorista. Posteriormente la delegación francesa y española almorzaron en la sede del departamento de Interior, donde siguieron analizando nuevas medidas contra la organización terrorista. Las autoridades francesas no permitieron en ningún momento realizar preguntas sobre el contenido de la reunión, a pesar de que fuentes españolas y francesas confirmaron que la cooperación antiterrorista era el tema principal del encuentro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 1988

Más información

  • Barrionuevo estudia en París la nueva situación