Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 31º CONGRESO DEL PSOE

Las mujeres del PSOE logran una representación del 25% en todos los órganos del partido

El PSOE adoptó desde ayer el sistema de cuotas de representación de mujeres en un porcentaje no inferior al 25% para todos los órganos de dirección del partido en todos sus niveles. Esta obligación se convierte en voluntad pan la elaboración de las listas electorales, según se plasmó ayer en los estatutos del partido. Este hito se debe sobre todo al trabajo continuado de la secretaría de la mujer del partido, que dirige Matilde Fernández, y el apoyo decidido de Felipe González. Alfonso Guerra consideró que esta cuota "no son celdas o acciones que se han comprado, sino que las mujeres ahora tienen que militar y trabajar".

Después de un prolongado debate en la madrugada de ayer, la comisión de El papel del partido. Partido y sociedad, con 12 votos en contra, una abstención y más de un centenar de votos afirmativos, dio el vísto bueno a la cu a de participación de la mujer en los órganos de dirección del PSOE, en un 25% para todos los ámbitos de la organízacíón. Esta obligación se presenta como sugerencía con vistas a la elaboración de las listas municipales, autonómicas, legislativas y europeas.El nuevo texto señala a este respecto: "Se procurará mantener esta cuota, como mínimo". El vicesecretario general del PSOE, Alfonso Guerra, adoptó un tono aséptico y reglamentista al ser preguntado por esta cuestión. Guerra explicó que, en el debate de la comisión, "la inmensa mayoría se había inclinado por la existencia de esa cuota". Tras ello añadió: "Yo siempre creo en los juicios colectivos". El vicesecretario previó que en las agrupaciones del partido, el establecimiento de ese porcentaje "va a suponer un combate". "Ahora se trata de que las mujeres militen, intervengan, porque esta cuota no son celdas compradas como si fueran acciones, pero sí va a suponer un estímulo para la mil¡tancia".

Guerra reconoció el trabajo "desde hace muchos meses" para la consecución de esa cuota, y principalmente de Matilde Fernández. En la mañana de ayer, esta ejecutiva del partido y dirigente del sector de químicas de UGT no podía ocultar su entusiasmo, además de verse abrumada por abrxEos y enhorabuenas de delegadas y militantes del partido.

Carmen Romero, esposa del presidente del Gobierno, fue la primera en sefidar el papel destacado de Matilde Femández, y, una vez más, tuvo palabras para rebatir los argumentos de los hombres del partido reticentes a la participación de la mujer. "Que no hay mujeres capaces era un argumento utilizado por UCD para con los socialistas, y parece que estaban equivocados; es un roblema, de experiencia, que den oportunidad a las mujeres". Romero recordó que hay 34.000 mujeres en el partido y que laorganización debe abrirse a todas las que quieran participar en el proyecto socialista.

"Esto no nos lo han regalado, se han necesitado muchos años de convencimiento. Todavía no me lo creo", dijo Carmen Romero, que aseguró sentirse eufórica. No había terminado estas palabras cuando un militante le preguntó que de dónde iban a sacar las mujeres, y él mismo se respondió: "Habrá que cazarlas a lazo". Carmen Romero cambió la sonrisa con un gesto adusto y replicó: "Anda, no me digas eso". La pequeña controversia culminó con un reproche del militante al poco humor que atribuía a Carmen Romero ante algo que él consideraba una broma.

El presidente del partido, Ramón Rubial, quitó importancia a los números y cuotas, dado que para él la representación de las mujeres en el partido "es un problema de capacidad".

El movimiento obrero

"No tendría que haber porcentajes si hubiera muchas mujeres con capacidad. Yo he llamado a todo el mundo a que se afilie a la organización. Ojalá que hubiera muchas mujeres capaces de recoger todo el movimiento obrero", agregó Rubial. Al igual que Guerra, Rubial recomendó a las mujeres que se vinculen a la organización y trabajen por ella.

Las mujeres de la comisión informaron que el forcejeo había sido duro y que los argumentos en contra habían sido los de siempre: que no iba a haber suficientes mujeres, que no están debidamente preparadas y que esa cuota produciría tensiones en las organizaciones. Al preguntarles entre quién iba a haber tensiones respondieron: "Tensiones entre ellos porque pierden puestos".

La información sobre el congreso del PSOE ha sido realizada por Joaquín Prieto, Anabel Díez, Juan González Ibáñez y Enric Companys.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de enero de 1988

Más información

  • Guerra afirma que las militantes ahora "tienen que trabajar"