Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Víctor Mora

Un atleta trotamundos metido a ecologista

Corre para ganarse a sí mismo y, al tiempo, para ganar unas pesetas. A sus 43 años, aún se mantiene en forma, y aunque no es el mismo que ganó por cuatro veces la famosa San Silvestre de SAO Paulo (Brasil), Víctor Mora continúa corriendo. Se define como un atleta trotamundos que nunca pretendió vivir del deporte, que se divierte practicándolo y que, además de mejorar -su condición humana, le ha servido para trabajar en defensa del medio ambiente en su país, Colombia.

Comenzó a correr hace 24 años Y desde entonces, y hasta ahora, se ha mantenido en un semielitismo otorgado por el tipo de pruebas en las que destacó. En el atletismo lo ha corrido todo. Desde el 1.500 hasta el maratón. "Incluso corrí 3.000 obstáculos", señala orgulloso, y enumera matemáticamente, y segundo por segundo, sus mejores marcas en todas ellas. Pero sus mayores éxitos los consiguó en las carreras de finales de año temporada en la que los grandes atletas suelen descansar. Sus cuatro victorias en la famosa San Silvestre de Sáo Paulo, que se celebra el 31 de diciembre, Ie catapultaron hasta Europa, donde ha corrido pruebas de montaña y las extenuantes maratón. En ellas es donde se desenvuelve con mayor comodidad y le permite ganar unas pesetas a pesar de su edad.Múltiple campeón nacional, campeón suramericano, centroamericano y del Caribe, y vencedor de la San Blas de Illescas, en Coamo (Puerto Rico), una de las pruebas atléticas más importante de Suramérica, y que para Mora es su mayor galardón: "Tiene más importancia, más calidad y mayor distancia que otras", afirma; su historial es inmejorable.

Pero ahora viaja con atletas jóvenes, acompañándolos para que adquieran experiencia. "Vine a España con un ticket de avión de Loterías El Valle", y su caché ha bajado: "Sólo corremos en España para ganar experiencia; de dinero, poco". En Madrid corrió la San Silvestre, y en Sevilla, el Cross de Itálica. Entre ambas apenas ganó para comprar un vídeo de los de 100.000 pesetas. En España seguirá unas semanas. Participará en cinco o seis pruebas, entre ellas, el Cross de Lasarte y una prueba en pista en San Sebastián. Todas, por un médico precio para como está el mercado.

Mora trabaja en el Instituto para la Conservación y Mantenimiento de los Recursos Naturales. Allí desempeña una labor importante en Colombia, donde se intenta preservar las zonas dañadas por el avance de la civilización. Sin embargo, confiesa que, hasta poco antes de comenzar a trabajar, su preocupación por el medio ambiente había sido mínima. "Aquí, en Europa, se mira y se piensa más por la naturaleza. Quizá fuese aquí donde empecé a comprender realmente la importancia que tiene el medio, y el deterioro que sufre".Su retirada está al caer, pero, a punto de cumplir sus bodas de plata como atleta y pasada la cuarentena de años, no piensa -en la retirada: "Hasta cuándo -correré no lo sé, pero, por ahora, seguro que no. Me siento realizado, me gusta correr y me encuentro bien conmigo mismo, ¿por qué voy a dejarlo?".

En el aspecto competitivo no áene problemas. Sus objetivos son muy claros: "Corro para demostrarme que soy capaz, no pretendo ganar a nadie, antes ya gané, y ahora sólo intento ganarme a mí mismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de enero de 1988