La General Motors hace pruebas de SIDA para ingresar en su fábrica de Zaragoza

La dirección de General Motors España (GME) realiza la prueba de detección de anticuerpos del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) a todas las personas que aspiren a trabajar en su factoría de Figueruelas (Zaragoza). Antes de efectuar los análisis de sangre se solicita la autorización expresa por escrito del aspirante, pero la prueba forma parte del reconocimiento médico, que es requisito imprescindible para entrar, por lo que su rechazo implica la no contratación.

Ninguna persona de la dirección de la General Motors de España pudo ser localizada ayer para explicar el carácter de esta prueba, dada la contradicción entre su presunta voluntariedad y la obligatoriedad de someterse al chequeo médico que lo incluye. Tampoco en el servicio médico de la General Motors pudo obtenerse una versión autorizada sobre estas pruebas.La extracción de sangre se realiza directamente en el departamento médico de GME y las muestras se remiten a un laboratorio de análisis médicos de Zaragoza. Sí en el análisis se detectan anticuerpos del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, el laboratorio remite una muestra al centro de análisis de Majadahonda (Madrid), para su comprobación.

En caso de confirmarse que el aspirante al puesto de trabajo es portador de anticuerpos del SIDA, se le comunica personalmente y no es contratado. Desde hace unas fechas, General Motors realiza una selección de personal para contratar 1.000 empleados con destino al tercer turno de trabajo, creado recientemente. La compañía ha recibido 10.000 solicitudes para dichos puestos.

El objeto de las pruebas del SIDA es "garantizar la salud de toda la plantilla", que asciende a unos 8.000 trabajadores, según manifestó al periódico El día de Aragón el jefe del departamento médico de la factoría, Manuel Moncada.

Dicho facultativo ha manifestado que en ningún caso se ha realizado la prueba a personas que integran ya la plantilla. "Y nunca lo haríamos sin previa autorización del propio trabajador", precisó Moncada, quien añadió que la prueba se realiza ahora porque deben .garantizar la salud de un colectivo de 8.000 personas, y esto es una gran responsabilidad".

La sección sindical de CC OO en GME, que ha sido la primera en sacar a la luz la realización de dichas pruebas, manifestó al referido diario que está conforme con que se lleven a cabo, "pero siempre que .se cuente con la autorización del trabajador, ya que en caso contrario sería ilegal".

Solicitud de información

CC OO, que no firmó el acuerdo para la creación del tercer turno de trabajo, ha señalado que tiene intención de solicitar más información sobre este asunto a la dirección de General Motors. Este sindicato exigirá la autorización previa de los trabajadores para la realización de los análisis.Fuentes sanitarias han manifestado que se vienen realizando análisis para detectar el SIDA en varias empresas aragonesas, especíalmente antes de contratar a un trabajador.

Cada empresa, según fuentes del departamento de Sanidad del Gobierno aragonés, es libre de determinar las pruebas médicas necesarias para contratar a un trabajador, aunque ha de tener su autorización. De resultar positiva la prueba, las citadas fuentes han precisado que no podrá ser utilizada para despedir a un empleado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS