Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Disminuyen los partidarios de la independencia canaca en la ONU

Los independentistas canacos acaban de sufrir dos severos reveses en las Naciones Unidas y en los tribunales, un mes y medio después del referéndum en el que la mayoría de la población del archipiélago de Nueva Caledonia votó por mantenerse unida a Francia.La comisión de descolonización de la ONU reafirmó el miércoles el derecho de Nueva Caledonia a la independencia por 69 votos a favor, 27 en contra y 47 abstenciones, una precaria mayoría que resta argumentos a los independentistas y demuestra la eficacia de la diplomacia francesa, que ha conseguido reducir en 20 el número de países partidarios de la independencia.

Entre las abstenciones destacó especialmente Japón, que había votado contra Francia en una anterior ocasión. Nueva Zelanda y Australia, en cambio, siguieron votando en favor de la independencia. España, junto con otros ocho países de la CE, votó en contra de la independencia. Otros cuatro países comunitarios se abstuvieron.

Entretanto, el juicio contra los autores de la llamada emboscada de Hi'enghene, en la que murieron 10 canacos, dos de ellos hermanos de Jean-Marie Tjibaou, el presidente del Frente de Liberación Nacional de Kanaky Socialista (FLNKS) terminó con el veredicto absolutorio por "legítima defensa". Los cadáveres fueron rematados y en algún caso quemados. Más tarde, la casa del propio Tjibaou fue incendiada. La defensa responsabilizó a los independentistas, que en aquel entonces expulsaban en algunos casos violentamente a los colonos de sus tierras, y al Gobierno francés socialista por su falta de energía con los canacos. Estas tesis son las que fueron adoptadas finalmente por el tribunal. Tjibaou, al conocer el veredicto, dijo que "no habrá justicia para los canacos mientras no haya independencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de octubre de 1987