Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los comunistas chilenos apoyan la inscripción en el censo electoral

El Partido Comunista chileno resolvió apoyar la inscripción electoral, a la que hasta ahora era renuente, con el objetivo de facilitar "la unidad de acción y eliminar obstáculos para la expresión de la rebeldía popular". El comité central tomó esta decisión en una reunión plenaria clandestina, en un esfuerzo por evitar el creciente aislamiento de sus aliados en Izquierda Unida (IU) y el resto de la oposición.Sin embargo, la resolución comunista -contenida en un documento de tres folios- hace, contradictoriamente, un llamamiento a la oposición a no insertarse en la institucionalidad del régimen, y rechaza embarcarse en un "féstín electoralista". Los comunistas sostienen que Pinochet no realizará elecciones libres y que el plebiscito presidencial de 1988 será fraudulento, por lo que propone crear condiciones "para el levantamiento democrático o sublevación nacional de las masas por la libertad".

La decisión del Partido Comunista facilitará su relación dentro de IU, donde el resto de los partidos está desde hace un mes promoviendo la inscripción en el censo electoral. Sin embargo, no disminuirá significativamente la distancia entre comunistas y democristianos. La democracia cristiana rechaza la estrategia de "rebelión popular" de los comunistas, y ha comenzado a aplicar una rigurosa separación de aguas. La directiva democristiana, que encabeza Patricio Aylwin, ordenó a la juventud de ese partido retirar sus candidatos de una lista conjunta con IU.

60 días secuestrado

Por otra parte, el secuestro del teniente coronel Carlos Carreño, realizado por el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMP,) hace 60 días, sigue sin solución. Una alta fuente del Gobierno que no se identificó dijo que no se entregarán nuevas listas de exiliados autorizados a ingresar al país mientras el oficial del ejército no sea liberado.

En réplica, una portavoz del FPMR afirmó, en llamadas telefónicas a los medios de comunicación, que Carreño será liberado en 24 horas "si el Gobierno se compromete en forma responsable a poner de inmediato fin al exilio". La portavoz del FPMR dijo que el grupo guerrillero solicitó la mediación del cardenal arzobispo de Santiago, Juan Francisco Fresno, para el éxito del canje. El FPMR salió al paso de la declaración del régimen para no aparecer como un obstáculo al retorno de los 434 chilenos que tienen prohibición de ingreso. Dos diarios se atrevieron a publicar parte de la llamada del FPMR, desafiando la prohibición de informar sobre el secuestro que impuso la justicia militar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de octubre de 1987