Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinado de 22 puñaladas el jefe del gabinete del vicepresidente canario

Fabián García Dobón, soltero, de 33 años, jefe del gabinete del vicepresidente del Gobierno canario, Lorenzo Olarte Cullen, fue hallado muerto en la mañana de ayer en su apartamento de Monte Untiscal, núcleo residencia situado a 10 kilómetros de las Palmas de Gran Canaria. El cadáver presentaba 22 puñaladas, varias de ellas mortales de necesidad, en diferentes partes del cuerpo y yacía sobre un gran charco de sangre. La policía sospecha que el autor de la muerte es José María Muñoz Gutiérrez, un ex legionario que convivía con la víctima, contra el que los agentes han instado al juzgado competente que dicte una orden de busca y captura.

El nombre del legionario figura en la lista de pasajeros de uno de los vuelos que ayer despegaron de Las Palmas con destino a Madrid, por lo que se cree que haya huido a esta última ciudad. El automóvil particular de García Dobón fue encontrado ayer abandonado en el aeropuerto de Gando.El cadáver fue descubierto por una empleada del servicio doméstico del vicepresidente canario, que también limpiaba el domicilio de la víctima. La mujer dio la alarma y una vecina avisó a la esposa de Lorenzo Olarte, quien se dirigió, acompañada por un hijo, al lugar de los hechos.

El apartamento estaba lleno de rastros de sangre, por lo que se supone que debió producirse un forcejeo entre la víctima y su asesino. En la casa se encontró un puñal de monte, con una hoja de 10 centímetros, en la que se apreciaban manchas de sangre. El crimen pudo cometerse en la madrugada del domingo, pero la inasistencia de García Dobón al trabajo el lunes pasé inadvertida.

Tras las diligencias iniciadas por el Juzgado de Instrucción número 3 de Las Palmas, no se han advertido signos de contacto sexual entre la víctima y su agresor.

El ex legionario fue presentado recientemente a García Dobón por el prior de una comunidad de benedictinos residente en la localidad de Santa Brígida. El prior declaró ayer a este periódico que quiso que García Dobón acogiese al ex legionario para que éste, que había sido drogadicto, se rehabilitara. El prior confirmó que las dos personas vivían juntas en el apartamento del fallecido.

Se da la circunstancia de que García Dobón fue monje de esta misma congregación, que decidió abandonar antes de ordenarse como sacerdote.

El fallecido, natural de Madrid, donde vive su familia, ocupaba la jefatura del gabinete del vicepresidente canario desde el pasado 1 de septiembre, tras el acceso al Gobierno regional de coalición del CDS, partido al que estaba afiliado.

La familia del fallecido se enteró de lo ocurrido en la tarde de ayer. Su madre, de 61 años, se encuentra gravemente enferma y los hermanos no sabían cómo darle la trágica noticia. Un familiar de Fabián García declaró que era una "buena persona", muy tranquilo. Al abandonar su vocación religiosa, viajó a París y luego trabajó como relaciones públicas en hoteles de Murcia, Torremolinos y Gran Canaria, donde fue director de relaciones de los hoteles de Rumasa. Su último trabajo fue de subdirector del hotel Príncipe Pío, en Madrid.

El vicepresidente del Gobierno canario conoció la muerte de su hombre de confianza en Tenerife, donde permanecía desde el lunes para intervenir en la comisión de desarrollo autonómico del Parlamento regional.

Lorenzo Olarte declaró que había conocido a la víctima a través de uno de sus hijos, de quien García Dobón era amigo personal. "Me causó una grata impresión, porque era una persona muy preparada", dijo Olarte Cullen. "Aceptó mi oferta para venir a Canarias a pesar de que las condiciones económicas eran muy similares a las de su anterior trabajo en Madrid". Olarte adelantó ayer su regreso a Las Palmas, y se personó en el Instituto Anatómico Forense, informa Dolores Campos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de octubre de 1987

Más información

  • La policía sospecha de un ex legionario que convivía con Fabián García Dobón