Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un bebé

se ha convertido en Estados Unidos, a las tres horas de nacer, en el paciente más joven del mundo al que se le trasplanta el corazón. El nacimiento del niño fue provocado mediante cesárea cuando se encontró un donante, tras habérsele detectado una malformación cardiaca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de octubre de 1987