Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Palabras que se llevó el viento

La edición de discursos y artículos de Gorbachov 'blanquea' pasajes inconvenientes'

Mijail Gorbachov calificó en una ocasión a Constantín Chernenko, su predecesor en la dirección soviética, como "el alma del Politburó". Hoy, ese elogio, realizado en febrero de 1985, pocos días antes de morir Chernenko, ha sido eliminado con otros de una reciente edición de discursos y artículos escogidos de Gorbachov, expurgada también de alusiones a Yuri Andropov y a Leonid Breznev.

Los volúmenes contienen también algunos discursos inéditos que Gorbachov pronunció poco después de ser elegido, en marzo de 1985, como secretario general. A principios de abril de aquel año, Gorbachov visitaba la importante fábrica de construcción de vehículos de Moscú Lijachov, o Zil, donde, entre otras cosas, se producen los coches especiales blindados para los miembros de la dirección soviética. "Para solucionar las cuestiones de la política social y mantener la defensa al debido nivel -y de otro modo no podemos- se debe aumentar la renta nacional hasta un 4% anual", dijo entonces Gorbachov. La renta creció, según las estadísticas, un 4,1 % en 1986.Gorbachov, que preconiza una política de glasnost o transparencia informativa, se ha pronunciado contra las manchas blancas u omisiones en la historia soviética. La supresión de los nombres incómodos ha sido hasta ahora parte de las tradiciones de reescritura de la historia soviética, conforme a las claves del momento. Las alusiones a Breznev, por ejemplo, se diezmaron en la historia del PCUS confeccionada en tiempos de Andropov, y en tiempos de Breznev habían desaparecido las alusiones a Jruschov. Con ocasión del 70º aniversario de la revolución, Gorbachov debe pronunciar un discurso que sentará las bases de la actual interpretación de las décadas de poder soviético.

En un mitin electoral para los comicios al Soviet Supremo, en febrero de 1985, Gorbachov decía que Chernenko era un "dirigente de tipo leninista", "entregado a la causa de la paz y el comunismo", dotado de "clarividencia, realismo, exigencia y sensibilidad". Estos adjetivos, además de los saludos que, de parte del entonces postrado máximo líder, Gorbachov transmitía al auditorio y hasta una cincuentena de líneas de texto de Pravda han desaparecido de la versión editada bajo los auspicios del Instituto de Marxismo-Leninísmo de la URSS. Esta institución, dependiente del Comité Central y encargada de velar por la ortodoxia ideológica, ha eliminado otras alusiones a Chernenko, tal como la existente en una alocución de Gorbachov de diciembre de 1984, cuando el futuro máximo dirigente formulaba todo un programa político en "la atmósfera de estancamiento y conservadurismo por entonces reinante", según la introducción de la obra editada en 200.000 ejemplares. Los artículos cubren 20 años de actividad política desde 1967, y el primer artículo, publicado en el Pravda de Staropol, está dedicado al 50º aniversario de la Revolución.

Otros artículos y discursos están vinculados a la carrera política de Gorbachov como dirigente en aquella región del norte del Cáucaso y como secretario del Comité Central responsable de Agricultura (1978-1983). La falta de alusiones a Breznev en los artículos y discursos escritos durante aquella época es dificil de imaginar teniendo en cuenta el ritual político soviético, pero dificil de comprobar por las dificultades de acceso de los extranjeros a la Prensa de provincias.

Notable resulta la supresión de una referencia a Yuri Andropov en el pleno del 11 de marzo de 1985, primero en que Gorbachov actúa como líder. "Ha estado y continúa siendo inalterable la línea estratégica elaborada en el 26' Congreso y en los siguientes plenos del Comité Central, con la activa participación de Yuri VIadimirovich. Andropov y Constantín Ustinovich Chernenko", dijo, según Pravda.

Una intervención hasta ahora inédita la realizó Gorbachov en abril de 1985 ante directores de empresas y en presencia de Grigori Romanov, por entonces su rival político. En aquella ocasión, pidió la disminución del aparato directivo y consideró que lo más importante era cumplir los planes sin perder tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 1987