Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presidenta de Filipinas admite la posibilidad de declarar la ley marcial

"El Gobierno está preparado para cualquier eventualidad" declaró ayer en Manila la presidenta de Filipinas, Corazón (Cory) Aquino, ante un clima de desestabilización "que da pie a todo tipo de hipótesis, desde un nuevo intento de golpe militar a la implantación de la ley marcial". A este clima contribuyó ayer la explosión de una bomba en un hotel de la capital, Manila, que causó dos heridos leves.

"Es casi un milagro que haya escapado sólo con estas heridas", declaró el chófer de un autobús para turistas que se encontraba dentro del vehículo, sólo con su ayudante, en el momento en que estalló una bomba en la entrada lateral del Manila Hotel Garden, en el barrio de Makati, poco después del mediodía.Gran parte del encofrado de hormigón armado de la marquesina cayó sobre el autobús y en el recinto de la entrada, y fue necesaria la utilización de una grúa de la policía paramilitar para separar los bloques desprendidos a causa de la explosión. El hotel, frecuentado por grupos de turistas japoneses, continuó abierto al público.

"Tenemos identificados a dos o tres grupos como posibles autores del atentado", dijo el coronel Óscar Florendo, portavoz de las fuerzas armadas filipinas; sin embargo, no facilitó ningún nombre.'

Desde la extrema derecha progolpista hasta los sindicatos de la izquierda, sin olvidar la activa guerrilla comunista del Nuevo Ejército Popular (NEP), contribuyen a un ambiente de tensión que corroe día a día la influencia de la presidenta Cory Aquino y su equipo.

Los diarios de la tarde hablaban ayer de "desactivación", por parte de los servicios de espionaje del Ejército, de nuevos intentos golpistas por parte del coronel Gregorio Gringo Honasan y sus hombres. El ministro de Defensa, Rafael Ileto, dio ayer a Honasan garantías de "un salvoconducto seguro" si deponía su actitud de desertor del Ejército, adoptada "desde que protagonizó el sangriento intento golpista del pasado 28 de agosto".

El hombre más buscado

"Continuamos preparados para cualquier situación", añadió el ministro de Defensa, quien dudó de la capacidad de acción del coronel prófugo progolpista. Honasan es, teóricamente, el hombre más buscado por los militares y la policía filipina, lo que no impide que, al mes y medio del intento golpista, continúe en libertad y desarrolle sus actividades en el área urbana de Manila, incluidas entrevistas con medios de Prensa o televisión."Llamo a Greg para que se rinda", dijo Juan Ponce Enrile, ex ministro de Defensa y actual senador y líder de la derecha anti-Aquino. En él, la derecha parece depositar sus esperanzas de alcanzar, al parecer a cualquier precio, el poder en Filipinas.

Desde la izquierda, los sindicatos filipinos, capitaneados por el influyente Kilusang Mayo Uno, mantienen su programa de huelga general que prometen intensificar en los próximos días. Por su parte, el Frente Nacional Democrático, brazo político de la guerrilla comunista, no consideró válida la oferta oficial de reanudar un diálogo Gobierno-guerrilla interrumpido desde febrero último, después de una tregua de 60 días.

Aquino puede decidir medidas drásticas, sin excluir la aplicación de la ley marcial "si ello tiene que ser positivo para los intereses del pueblo filipino", comentó Aquino hace dos días por radio.

[Ferdinand Marcos, ex presidente filipino, de 70 años, fue operado el martes en el hospital Saint Francis, de Honolulú, de un tumor benigno en la garganta, afirmó ayer un portavoz del ex dictador, según France Presse.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 1987

Más información

  • Dos heridos al estallar una bomba en un hotel de Manila