_
_
_
_
_

España presenta a Mayor Zaragoza para ocupar la Dirección General de la Unesco

Lluís Bassets

El Gobierno español presentó ayer oficialmente en París la candidatura del parlamentario europeo por el Centro Democrático y Social (CDS) Federico Mayor Zaragoza a la Dirección General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). En ese mismo momento, el candidato español hacía unas declaraciones a Radio Nacional en las que denunciaba el retraso del Gobierno español y su escaso entusiasmo en el apoyo de su candidatura. La mayoría de los países europeos no se vinculan a la candidatura española y apoyan al ministro de Asuntos Exteriores paquistaní el general Yakub Kan.

(El Gobierno español se decidió finalmente a dar un impulso oficial a raíz de una intervención personal de Adolfo Suárez ante Felipe González, con el que se entrevistó hace unos días, según han señalado fuentes diplomáticas, informa Julián Martínez desde Nueva York. Hace tan sólo unos días, el Ministerio de Asuntos Exteriores se mostraba poco proclive a apoyar a Mayor Zaragoza por las escasas posibilidades de éxito que tenía. Suárez señaló a González que éste era un problema del propio candidato, y que el hecho de que Mayor Zaragoza no perteneciera al partido en el Gobierno no era razón para no apoyarle. Es previsible, sin embargo que el jefe de la diplomacia española, Francisco Fernández Ordóñez, haga campaña por esta candidatura esta semana en Nueva York, con ocasión de la Asamblea General de la ONU y sus entrevistas con 30 de sus homólogos.)La candidatura de Mayor Zaragoza entró oficialmente en la Unesco coincidiendo con la ola de adhesiones que está suscitando el candidato paquistaní, principalmente después de que la semana pasada el Gobierno francés decidiera apoyarle. La idea de la candidatura de Yakub Kan ha sido trabajada desde hace meses por la diplomacia norteamericana, y ha ido recibiendo la bendición, primero, de los países que abandonaron la Unesco -el Reino Unido y Singapur- después, de los que se hallaban en posición más crítica respecto a la gestión del actual director general, Amadou Mahtar M'Bow, como Japón, y finalmente, de Canadá, Italia, la RFA, Turquía o ahora Francia. Yakub Kan cuenta con otros apoyos importantes en Asia, como el de China.

Todo el frente europeo, que en principio debía ser sensible a la candidatura de Mayor Zaragoza, está apostando por el paquistaní. Según la delegación de Pakistán en la Unesco, Yakub Kan cuenta con 28 de los 50 votos del consejo ejecutivo, aunque los principales detractores del general aseguran que las cuentas no salen.

El 6 de octubre

El consejo ejecutivo, que se reúne a partir del 23 de septiembre, deberá presentar a la Asamblea General, reunida a partir del 6 de octubre, su candidato a la Dirección General. El consejo puede realizar hasta cinco votaciones para elegir el nombre que ha de proponer a la Asamblea General. Si ésta rechaza su propuesta, el consejo, en el plazo de 48 horas, deberá presentar otro nombre, sin que los reglamentos de la Unesco especifiquen qué ocurre en caso de un nuevo rechazo.Mayor Zaragoza podría contar con posibilidades de suscitar un cierto consenso en caso de que el general paquistaní dividiera al consejo ejecutivo y no obtuviera la mayoría o, caso más complejo, fuera rechazado por la Asamblea General.

Para este caso, los observadores no descartan la posibilidad de una propuesta árabe y africana de renovación del mandato de M'Bow, que en contraría inmediatamente una muy feroz oposición entre los países occidentales y podría llevar a la ruptura definitiva de la Unesco. Tampoco se descarta que, ya en una segunda vuelta, vuelvan a surgir otros nombres, como el del ministro de Asuntos Exteriores de Uruguay, Enrique Iglesias.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Lluís Bassets
Escribe en EL PAÍS columnas y análisis sobre política, especialmente internacional. Ha escrito, entre otros, ‘El año de la Revolución' (Taurus), sobre las revueltas árabes, ‘La gran vergüenza. Ascenso y caída del mito de Jordi Pujol’ (Península) y un dietario pandémico y confinado con el título de ‘Les ciutats interiors’ (Galaxia Gutemberg).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_